Policía condenado a cuatro años de cárcel por los sucesos del M31

El suboficial Jorge Ramírez fue condenado a cuatro años de prisión al ser declarado culpable de disparar intencionalmente contra el rostro de Alicia Cabrera en la sede del PLRA durante los incidentes del 31 de marzo de 2017.

El tribunal de Sentencia, integrado por Manuel Aguirre, Juan Pablo Mendoza y Lourdes Peña, encontró culpable al uniformado del hecho punible de lesión corporal en el ejercicio de sus funciones y le aplicó una pena de cuatro años de pena privativa de libertad.

“La hipótesis es que el oficial tuvo un mando de voz, no sabemos exactamente cuál, pero él sabe en qué condiciones y ocasiones puede usar un arma. No hubo resistencia de los que estaban dentro del local (del PLRA), no había peligro para la Policía que justifique el disparo. Esta señora iba caminando por la calle y recibe un disparo en la cabeza. No entendemos por qué”, dijo Aguirre, presidente del Tribunal.

Aguirre recomendó a la afectada que entable una demanda contra el Estado por reparación de daños.

De acuerdo a la acusación, Ramírez ingresó al local del PLRA tras las manifestaciones callejeras contra el pedido de enmienda de la Constitución y disparó balines de goma contra Alicia Cabrera.

La mujer había relatado que corrió hacia la escalera dentro del PLRA, luego de presenciar el momento en que Rodrigo Quintana era asesinado a metros de ella. En ese instante fue atacada por el hoy condenado.

Los balines de goma le arrancaron parte de la oreja izquierda y también le provocaron lesiones en el ojo del mismo lado, al romper el cristal de sus anteojos, que estuvieron a punto de dejarla sin visión.