Brasil: El decreto de armas de Bolsonaro le permite a un civil comprar un fusil militar

Hasta ahora se consideraba de uso restringido todas las armas que dispararan un proyectil por encima de los 407 joules. El nuevo decreto, sin embargo, amplía el límite por encima de los 1.620 joules

Brasilia. El decreto firmado este mes por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que regula el uso y posesión de armas le permitirá a cualquier ciudadano comprar un fusil militar. La información fue anticipada por el "Jornal Nacional". Hasta ahora, según la definición establecida por el Ejército brasileño en el 2000, se consideraba de uso restringido todas las armas que dispararan un proyectil por encima de los 407 joules. El nuevo decreto, sin embargo, amplía el límite por encima de los 1.620 joules. 

Gracias a ello el fusil T4, un arma usada por fuerzas tácticas militares y producida en Brasil por la empresa Taurus, deja de ser de uso restringido. Antes, solo unas pocas categorías especializadas podían comprar y portar esta arma.

El decreto también amplió para un conjunto de 20 categorías profesionales que no necesitarán comprobar "efectividad necesaria" para solicitar el porte ante la Policía Federal. El porte se ha ampliado para todas las armas de uso permitido.

El T4, de calibre 5.56, tiene una fuerza de 1.320 joules. Según Benê Barbosa, especialista en armas e integrante del Movimiento Viva Brasil, como el decreto también liberó la importación de armas, modelos similares podrán ser comercializados en el mercado brasileño a partir de ahora. Hay fusiles más potentes que el T4, con una energía de lanzamiento superior a los 1.620 joules, cuyo uso permanece restringido. 

"En Brasil se creó una idea muy fuerte en torno al fusil, un mito de que es un arma super potente, cuando lo es", dice Barbosa. 

Además del fusil, fueron liberadas pistolas de calibre .40, .45 y 9 mm. En esas categorías entran armas como la Smith & Wesson .40, Colt .45, Luger 9 mm, SPL .44, entre otras. 

elcomercio.pe