"Perdí la paciencia, tengo 48 alumnos en mi clase"

Una maestra le rompió la frente a un escuelero. Dijo que ese día, los niños estaban muy alborotados y que perdió el control. Pidió disculpas.

Contento por haber terminado la tarea, un niño de 10 años se levantó de su silla para que la maestra pudiera darle un vistazo a su cuaderno. Pero como por arte de magia, una cartuchera voladora lo frenó de un golpe en la frente. El elemento fue lanzado con todas sus fuerzas nada más y nada menos que por la propia profe del tercer grado, Marcia Martínez, de la escuela Santo Domingo Savio, de Pedro Juan Caballero.

Un griterío de aquellos se armó. Los alumnos quedaron impactados mirando lo que hizo la educadora.

En medio del bullicio, el nene que recibió el cartucherazo por la frente se sintió mal, pero aparentemente nadie lo ayudó.

“A las 11:00 llegó a casa solo, con sangre, su cara estaba pálida, ella ni siquiera le llevó al Centro de Salud que está cerca de la escuela ni a la directora le avisó”, contó Aureliana Alfonso, la madre.

La doña denunció que su hijo estuvo mareado y que hasta ahora tiene fuertes dolores de cabeza, incluso fue asistido en el hospital regional. Pidió que la ayuden porque son de escasos recursos. “Ahora tengo que comprarle remedios”, expresó.

“Justo se levantó”

Sorprendentemente, la docente reconoció su error y explicó que, a pesar de que apenas se cumplan dos meses del inicio del periodo escolar, le ganó el hartazgo. “Tengo 48 alumnos a mi cargo, está repleta mi clase”, relató al mismo medio.

Alegó que ese día estuvieron toditos y estaban más traviesos que de costumbre.

Aseguró que jamás fue su intención lastimarlo. Reclamó además que ya había pedido a la supervisión dividir al grupo. “Es difícil manejar casi 50 niños, lamento mucho lo que pasó, le pedí disculpas a la mamá”, concluyó.

El pequeño, afortunadamente, se encuentra bien.

 

extra.com.py