¡Chipa, chipa, chipa! Como preparar

En el siguiente material te mostramos cómo preparar 5 variedades de chipas, muy fáciles. Anímate a hacerlas en familia y ¡manos a la masa!

Chipa mestizo

1 kg de almidón de mandioca

250 g de manteca o grasa de chancho

250 g de harina de maíz

700 g de queso Paraguay estacionado

6 huevos

50 g de anís

Sal a gusto

Suero o leche, cantidad necesaria

1. Batir bien la grasa o manteca hasta que esté bien cremosa.

2. Agregar los huevos de a uno y seguir batiendo. Salar.

3. Incorporar el anís estrujado, el queso Paraguay desmenuzado y la harina de maíz. Seguir mezclando.

4. Agregar el almidón y mezclar bien hasta que se integren todos los ingredientes, rociando con un poco de leche.

5. Dejar reposar la masa unos 25 min.

6. Volver a amasar muy bien y formar las chipas.

7. Colocarlas sobre hojas de banano en las bandejas de horno.

8. Cocinar en horno precalentado bien caliente (de 250 a 300 °C) por unos 20 a 25 min.

Chipa manduvi  (dulce)

250 g de maní tostado y molido

250 g de maíz molido

100 g de azúcar

50 g de manteca

50 cc de agua tibia

1 cdita. de canela

1 cdita de ralladura de naranja

1 huevo

1. Colocar en un bol el maní y la harina de maíz. Mezclar bien.

2. En el centro, colocar la manteca, el azúcar y el huevo. Rociar con la canela y la ralladura de naranja.

3. Ir mezclando hasta lograr una masa compacta y homogénea, agregando de a poco el agua tibia.

4. Amasar bien y formar las chipas.

5. Cocinar en horno bien caliente durante 25 min.

6. Retirar de las bandejas una vez que estén frías, ya que en caliente la masa tiende a quebrarse.

Chipa mbokaja ku’i

500 g de almidón

150 g de grasa o manteca

200 g de coco molido (mbokaja ku’i)

150 g de queso Paraguay

4 huevos

1 cdita. de sal fina

Suero o leche, cant. nec.

1. Batir la grasa o manteca.

2. Agregar los huevos y la sal. Batir bien.

3. Incorporar el mbokaja ku’i y el queso desmenuzado.

4. Por último, agregar el almidón, mezclar bien. Si necesita líquido, agregar un poco más de leche.

5. Dejar reposar de 15 a 20 min.

6. Volver a amasar muy bien y formar las chipas del tamaño deseado.

7. Colocar hojas de banano en las bandejas y apoyar allí las chipas.

8. Cocinar en horno precalentado bien caliente (250 a 300 °C) por unos 25 min, hasta que se cocinen y se doren levemente.

Chipa de fariña

150 g de manteca

500 g de fariña

200 g de maíz

3 huevos

350 g de queso Paraguay

2 cdas. de anís

1 cdita. de sal fina

Leche, cant. nec.

1. Batir la manteca y agregar los huevos, batiendo bien.

2. Estrujar el anís con las palmas de las manos y agregarlo al preparado anterior.

3. Agregar el queso desmenuzado y la harina de maíz.

4. Incorporar la fariña y un chorro de leche (esta masa va a ir absorbiendo de a poco el líquido debido al uso de la fariña).

5. Dejar descansar la masa.

6. Amasar y formar las chipas. Si cuesta unir la masa, se deben humedecer las manos con leche.

7. Cocinar en horno precalentado a 250 °C, hasta que se noten cocidas y doradas (unos 20 min).

Chipa de almidón

500 g de fécula de mandioca

250 g de queso Paraguay

200 g de manteca blanda

3 huevos

2 cditas. de polvo de hornear

1 cdita. de sal fina

1 cda. de anís

1. Batir muy bien la manteca hasta que se convierta en una crema, y agregar de a uno los huevos, batiendo después de cada adición.

2. Agregar al batido el queso Paraguay bien desmenuzado y el anís estrujado. Mezclar.

3. Cernir todos los ingredientes secos (fécula, sal y polvo de hornear). Colocarlos en forma de corona sobre la mesada.

4. Colocar el batido en el centro de la corona, y mezclar bien. Agregar un poco de leche, si fuera necesario. Tapar la masa y dejar descansar entre 20 y 30 min.

5. Amasar la masa, estirarla en forma de cordón de 4 a 5 cm de diámetro, aplanarlo ligeramente con la mano y cortar con cuchillo en forma de rombos.

6. Colocar en una placa enmantecada y llevar a horno precalentado a 200 ºC, durante 20 a 30 min, hasta que estén ligeramente doradas.

* Obs.: La chipa de almidón tradicional no lleva polvo de hornear. Aquí le agregamos para que quede una masa más esponjosa.