El Ciclón destartaló al Kelito

Cerro Porteño mantiene la segunda ubicación en el torneo como consecuencia del triunfo obtenido ante River Plate (1-5), que se desarmó fácilmente a merced del gran rendimiento azulgrana.

Hernán Novick comenzaba en el primer tiempo a escribir la nueva goleada. Lo seguiría Jorge Benítez en tres ocasiones y Diego Churín.

Fernando Escobar sería autor del tanto que decoró la noche que terminó siendo cómoda para Cerro Porteño, que no ensució demasiado el uniforme para rebatir a su adversario.

No necesitó incurrir en demasiados esfuerzos para lograr su cometido. Además estaba obligado a vencer, dado que a primera hora ganaba Olimpia a Sol de América.

Ello representaba un compromiso extra para mantenerse a dos puntos de distancia y pescar por una eventual victoria en el clásico que le confiera el liderato del Apertura.

Y lo hizo con harta suficiencia. Quedó asimismo demostrado que hay muchísima distancia en cuanto a jerarquía entre uno y otro equipo, constituyéndose la amplia ventaja en una cuestión hasta casi lógica.