Ventas siguen escasas en el Este y crisis obliga a varias tiendas a cerrar puertas

Al aproximarse la llegada de la Semana Santa de los cristianos o de Turismo para quienes no lo son, se observa mayor movimiento de personas en el microcentro de Ciudad de Este. Sin embargo, las ventas aún no llenan las expectativas de los comerciantes, quienes esperan la llegada de mayor número de compradores durante este fin de semana e inicios de los días santos. En tanto, representantes de la Cámara de Comercio y Servicios, Said Taijen, lamentó el cierre de tiendas en la ciudad, debido a la crisis y apuntó que ya varios han decidido bajar persianas.

Durante las últimas semanas, se observó un importante movimiento de personas en la capital del Alto Paraná. El tráfico se mantiene difícil, y las veredas  están repletas de turistas. No obstante, lo que se visualiza no refleja la verdadera situación, explicó el vicepresidente de la Cámara de Comercio y Servicio, Said Taijen. Aseguró que las ventas aún no alcanzan el nivel esperado por los comerciantes para cubrir los gastos y generar lucro para los mismos. En tanto, manifestó que espera el ingreso de más turistas y ventas más cuantiosas.

“Estamos en los preparativos para recibir a los compradores por la llegada de la Semana Santa. Esperamos que este fin de semana y los próximos días tengamos mucha venta,  tal como acostumbramos durante estas épocas”, expresó el empresario.

En tanto, al referirse al cierre del conocido centro comercial “Casa China”, que se concretó en  estos días, aseguró que no es el primero que cerró sus puertas debido a la crisis.

“Los últimos años varios comercios debieron cerrar debido a la crisis. Sabemos que las grandes tiendas tienen mayores necesidades, mayores gastos. Los pequeños puestos soportan con mayor facilidad esta crisis”, expresó.

Indicó que numerosos empresarios decidieron ir a zonas del Brasil donde se registra mayor movimiento, como: Sao Paulo, Curitiba, Porto Alegre, entre otros.

“Mucha gente está arriesgando su capital, y hay otros que ya no quieren arriesgar, porque la situación no está fácil”, expresó.

SIN MUCHA VENTAJA

Taijen también hizo referencia a que el brasileño ya no encuentra mucha ventaja al venir a comprar en esta ciudad, ya que los cambios en los países fronterizos han hecho que los mismos productos cuesten casi lo mismo que aquí.

“Si no hacemos algo, si no ofrecemos algo más a los turistas, la situación se va a poner peor”, concluyó el empresario.