Jefe policial relevado por “molestar” a los contrabandistas

El comandante de la Policía Nacional, Crio. Gral. Walter Vázquez, ordenó ayer el relevo del jefe de Investigaciones de Canindeyú, comisario Nelson Vera, aparentemente por exigencia de los caudillos colorados de la zona. El jefe policial se ganó el desprecio de los contrabandistas y autotraficantes, a raíz de una serie de procedimientos realizados en dichos ámbitos.

Según los datos, Vera “llenó el vaso” de los caudillos colorados locales cuando decomisó dos cargas de cemento, consistentes en 360 bolsas, que pertenecían a un conocido operador colorado, ligado a la construcción.

Así también, habría molestado a “patrones” del negocio del cigarrillo, durante un reciente procedimiento en la frontera. La aprehensión se produjo el pasado 10 de enero, y el cargamento fue derivado a la Aduana, previa comunicación a la Fiscalía.

El propio Gobernador, César Ramírez (ANR-Añetete), había solicitado el cambio total de la Policía de Canindeyú, supuestamente por graves deficiencias en la labor de seguridad, el pasado 25 de enero.

Sin embargo, ningún cambio se dio de inmediato, pero se habría insistido con el pedido durante la presencia de importantes referentes del Ministerio del Interior que estuvieron el último fin de semana en esta ciudad, y luego en Puerto Adela, acompañando el desarrollo de las elecciones.

Nelson Vera y su equipo de trabajo incursionó fuerte en contra de dos negocios intocables en esta ciudad: el contrabando de cemento y el autotráfico. Recuperó y devolvió a sus legítimos propietarios una gran cantidad de vehículos robados en el Brasil e intervino cargas de cemento de contrabando proveniente del vecino país.

En reemplazo de Vera, el titular de la institución policial nombró al comisario Agripino Villalba.