Siguen las denuncias contra el Clan de estafadores de la Villa San Pedro

Las denuncias de personas, familias enteras, sorprendidas en su buena fe y deseos de acabar con su necesidad de una casa propia, que acabaron siendo estafadas por una tal “Comisión pro Viviendas Sociales – Villa San Pedro”, que en la práctica no pasaría de una supuesta asociación ilícita para delinquir, siguen denunciando las maniobras dolosas y hasta criminales de sus responsables; el ex Gobernador Pedro “Pinocho” González, el senador Abel “Chiquito Vale” González y el eternos compinches, el concejal departamental Rosalino “Korochiré” Velázquez.

Esta vez la denuncia, con nombre, apellido y documentos que la respaldan, la hizo una humilde madre de familia, doña Natividad López Colman, quien ya aburrida de reclamarles a los responsables de la llamada Comisión Pro Viviendas Sociales – Villa San Pedro el título de un terreno que le vendieron hace 11 años atrás decidio instalarse en la plaza Teniente Valdéz a fin de llamar la atención de las autoridades y ciudadanía en general sobre su calvario y el de decenas de familias que fueron burladas y estafadas por la supuesta gavilla de inmorales y estafadores.

Cuenta la mujer que se le “adjudicó” un lote por 1 millón 800 mil guaraníes que pago en “cómodas cuotas” de 200 mil guaraníes mensuales y hasta el momento lo único que recibió fue una cartulina con la cara de Pinocho González que no pasa de un mamarracho de trasfondo electoralista, sin valor legal alguno, usado por la pandilla del Clan Ramírez para jugar con la buena fe y necesidades de centenares de familias que, como doña Natividad, se dejaron seducir por las mentiras de los denunciados.

Comentó además la afligida ciudadana que ya se cansó de ir atrás de Pedro González y de Rosalino “Korochiré” quienes solo le respondieron con lo único que saben hacer; promesas y mentiras burlonas, además de una tonelada de fotocopias que ni para usar en el baño sirven.

Cansada de la situación, la afectada tuvo que descuidar su hogar y su familia, para ubicarse en una de las veredas de la plaza Teniente Valdez para reclamar y denunciar públicamente a quienes le comieron su plata y encima estafaron con promesas y papeluchos sin cualquier valor legal.