La OMS sugiere retirar el cannabis del grupo de drogas peligrosas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que el cannabis y el aceite elaborado de esta planta sean retirados del listado de drogas peligrosas. La principal argumentación es su valor terapéutico para diversas enfermedades.

El valor terapéutico de la marihuana y del aceite de cannabis fue considerado para el pedido de la OMS.

El Tratado de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 contempla en su lista IV, su categoría más controlada, el cannabis y el aceite derivado de esta planta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó eliminar de este grupo a la droga, atendiendo que dejó de ser considerada peligrosa.

Esta conclusión es resultado de una evaluación científica finalizada en noviembre pasado, en donde se argumenta que la lista IV contiene "sustancias dañinas y con beneficios médicos limitados", por lo que la permanencia del cannabis en este grupo “restringiría gravemente el acceso y la investigación sobre posibles terapias derivadas de la planta", reproduce el portal Clarín.

El pasado 24 de enero, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, había enviado una carta al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el portugués Antonio Guterres, en cuyo contenido ya sugería retirar el cannabis de su listado de drogas peligrosas.

Antes, en diciembre de 2017, la OMS se adelantó en solicitar que el cannabidiol, uno de los principales componentes activos de la marihuana, no sea catalogado como droga.

"La evidencia reciente de estudios en animales y humanos muestra que el uso del cannabidiol podría tener algún valor terapéutico para las convulsiones debidas a la epilepsia y las afecciones relacionadas", fue el alegato de la OMS.

Como antecedente de la carta, se encuentra el dato de que Guterres era el primer ministro de Portugal cuando el país llevó adelante una política de despenalización de la posesión de drogas, y esta medida la promocionó en un discurso ante la Comisión de Estupefacientes de la ONU el año pasado.

Con la carta emitida en enero, la OMS intentará que los 53 países que integran la Comisión de Estupefacientes traten la propuesta y la sometan a votación, durante el 62° Periodo de Sesiones de Naciones Unidas en Viena (Austria), a desarrollarse del 14 al 22 de marzo de este año.