Óptimo estreno del gumarelo en la Libertadores

Libertad conquistó un valioso empate en La Paz. Ante The Strongest cerró un marcador de 1-1 por la segunda fase de la Copa Libertadores de América, que para sus aspiraciones de seguir en carrera son más que beneficiosas.

Las emociones se dieron en el correr del segundo tiempo. Marvin Bejarano abría la cuenta a los 59’ minutos.

Fue tras un disparo fuerte y cruzado que en el camino se desvía en la maraña de hombres que estaban en la defensa y que termina engañando a Martín Silva.

El portero uruguayo, salvo esa acción desafortunada fue una de las grandes figuras del cuadro paraguayo. Acalló varias situaciones claras para los bolivianos que estuvieron a cada rato cerca de aumentar.

Libertad, progresivamente fue perdiendo peso en ofensiva. Y Leonel Álvarez, lejos de apostar a la defensiva recurrió a Adrián Martínez, de forma a tener más opciones para quebrantar la zaga aurinegra.

Y lo consiguió. Cooperó con Oscar Cardozo, quien pasado el primer cuarto de hora del complemento había quedado prácticamente sin alimentación, suelto adelante y poco participativo.

El ex Sol de América incidió punzante en la ofensiva y a los 81’, con una maniobra de crack acomoda el balón con el pecho y de aire zapatea al arco de Daniel Vaca para perforar su arco y emparejar.

Fue el empate que no se modificó hasta el final. Un resultado que para la revancha sirve y mucho, pero siendo a la vez de doble filo porque la serie queda en igualdad de condiciones para los dos.

Pero al ser de visitante el empate y marcando como tal, el desquite se presenta más venturoso para los albinegros, que por la magnitud de sus figuras tiene todo para romper la barrera y meterse a tercera fase de la Copa.