Efraín pide unidad contra “stronismo vigente”

El presidente del Partido Liberal, Efraín Alegre, hizo un llamado al resto de la oposición a unirse de cara a las elecciones de 2023 para “derrotar definitivamente” al sistema heredado de la dictadura de Stroessner, que “está vigente” con Mario Abdo.

Alegre realizó esas declaraciones durante un acto de su partido para conmemorar los 30 años cumplidos desde la caída de la dictadura de Stroessner (1954-1989), que se celebró en el Museo de las Memorias de Asunción, ubicado en un antiguo centro de detención y tortura del régimen dictatorial.

El líder opositor expresó a Efe la “necesidad de consolidar una oposición democrática más fuerte y más unida” para enfrentarse al gobernante Partido Colorado, que según él, mantiene “vivo el stronismo”.

En ese sentido reconoció que “es una tarea compleja”, pero aseguró que “se está trabajando” para conseguir esa unidad “necesaria” y “obligatoria”, que espera se produzca de cara a las generales de 2023.

“Tenemos nuestras diferencias, pero creo que hay condiciones para pensar que en 2023 lleguemos todos unidos”, subrayó Alegre, que el pasado mes de abril perdió las elecciones a la Presidencia ante Mario Abdo Benítez, del Partido Colorado.

El presidente del Partido Liberal indicó que “la dictadura tiene raíces muy fuertes y muy consolidadas” en el gobernante Partido Colorado, del que Stroessner fue presidente honorario hasta su muerte en 2006 y que sostuvo su régimen.

Añadió que la dictadura dejó en el Partido Colorado un “sistema prebendario y clientelista” que se mantiene gracias al “control que tienen de los mecanismos electorales”. Ello explica, a su juicio, que “no se haya podido ya lograr la alternancia y cortar ese sistema”.

El coloradismo se ha mantenido en el poder desde la caída de la dictadura, salvo el periodo de 2008-2012, en el que gobernó el luego destituido Fernando Lugo, de la coalición de izquierda Frente Guasu, y el de parte de 2013, con el liberal Federico Franco.

En la misma línea de Alegre se pronunció la senadora del Partido Democrático Progresista, Desirée Masi, y la presidenta del Partido Revolucionario Febrerista, Josefina Duarte, que acompañaron a los liberales en el acto. Todos ellos reclamaron la unidad de la oposición para “enfrentarse al sistema que pervive del stronismo” y que “está presente en el Gobierno”, dijo Duarte.

Alegre finalizó su discurso asegurando que en 1989 se ha “derrotado a la dictadura”, pero que “la democracia se tiene que construir”, ya que “esta no es la democracia ” que quieren, en la que “ hay tanta desigualdad”.

Durante el acto, en el que participaron varios de los líderes históricos del partido, se reivindicó el papel de la formación en la lucha contra la dictadura, así como la memoria de sus víctimas y torturados, algunos de ellos también presentes en el mismo lugar en el que les fueron practicadas dichas torturas.

La dictadura Stroessner, la más larga de Sudamérica, dejó 425 desaparecidos o ejecutados, detuvo a casi 20.000 personas que en su mayoría padecieron torturas, y forzó el exilio de 20.814 paraguayos, según el informe de la Comisión de Verdad y Justicia. Paraguay solo ha recuperado 37 cuerpos de los desaparecidos en ese periodo, de los que la Dirección de Memoria Histórica y Reparación solo ha conseguido identificar a cuatro.