Nuestro país vive en tinieblas, dice el obispo emérito Melanio Medina

El obispo emérito de la diócesis de San Juan Bautista, monseñor Melanio Medina, dijo que nuestro país vive en una profunda tiniebla y necesita luz y justicia para acabar con tanta corrupción. Fue durante la misa matinal en honor de la Virgen de la Candelaria, protectora espiritual de Areguá.

Con el tradicional encendido de velas, comenzó ayer la celebración de la misa matinal en honor de la Virgen de la Candelaria, patrona de esta comunidad. El obispo emérito de la diócesis de San Juan Bautista de las Misiones, monseñor Mario Melanio Medina, presidió la misa matinal, y durante su prédica manifestó que nuestro país sufre y que necesita con urgencia mucha luz.

El obispo resaltó los hechos de corrupción que se están descubriendo a través de los medios de comunicación y criticó a algunos de los corruptos que han dicho: “Yo no ofendí a nadie”, sin tener en cuenta “que se han enriquecido con el sudor del prójimo, sacándoles casas, obras de trabajo...”.

El pastor católico también criticó al cuestionado exsenador colorado Óscar González Daher, hoy imputado y preso por corrupción en la Agrupación Especializada desde el año pasado.

“Decía este señor, vecino de ustedes, que vive en Luque, qué creyó que no tenía que pagar impuestos porque lo que tenía no era objeto sujeto al impuesto. Esta clase de oscuridad se nos ofrece. Los que están destruyendo el mundo nos ofrecen felicidad barata”, refirió. Insistió en que Paraguay vive en tinieblas debido a tanta injusticia y corrupción.

Asimismo, monseñor Medina criticó el despojo de tierras de los compatriotas, en especial del grupo de indígenas apostados actualmente en varias plazas del centro de Asunción.

Dijo, además, que no existe en los ciudadanos “la capacidad de protestar y arrasar”. En este sentido, mencionó como ejemplo la contaminación del lago Ypacaraí, que desde hace décadas atraviesa por una alta contaminación.

“Falta la luz para la justicia. Vivimos en tinieblas los seres humanos. Tenemos que tener la capacidad de protestar. Cantamos el ‘lago azul de Ypacaraí’, pero no somos capaces de arrasar y limpiar”, señaló.

También cuestionó el proyecto que refiere a la prolongación de edad para acceder a la jubilación y las movilizaciones pro aborto.

Tradicional serenata

Unas 5.000 personas participaron de la tradicional serenata a la protectora de Areguá luego de la misa del viernes hasta la medianoche. La actividad se llevó acabo en la explanada de la parroquia Virgen de la Candelaria, ubicada en Las Lomas. Actuaron numerosos artistas locales y otros de renombre nacional, como el juglar Francisco Russo, que hizo vibrar al público.