Tratan de justificar a seccionaleros que no saben qué tareas desempeñan

El vicecanciller Hugo Saguier Caballero justificó la designación de seccionaleros en consulados en el exterior diciendo que es algo que “lastimosamente” permite la ley, pero dijo que los diplomáticos de carrera tampoco son “monjitas descalzas”.

Designando a políticos “no se viola la ley y, por favor, que los del escalafón -y estoy yendo contra mi propia casa y sé que se van a molestar- no son todos monjitas descalzas. Están defendiendo también su postura, alegando grandes estudios y hemos tenido grandes escándalos realizados por esas mismas personas que luego han acudido a la Justicia y han demandado por millones de dólares al Estado y han ganado. Que no tire la primera piedra quien tiene también sus bemoles”, fustigó Saguier Caballero, canciller en ejercicio ante el pedido de permiso temporal de Luis Castiglioni.

 

De esta manera, el vicecanciller de Relaciones Exteriores intentó defender el hecho de que este Gobierno haya nombrado a varios seccionaleros sin preparación al frente de varias representaciones diplomáticas. “Las personas que han sido designadas van a recibir una rigurosa formación, y si luego en el ejercicio de sus funciones no cumplen con el mandato, eso repercutirá en su situación”, agregó, tratando de defender las designaciones de seccionaleros.

 

Entre los argumentos también recurrió al ya desgastado justificativo de que lo mismo o peor se hacía en administraciones anteriores. “Quisiera recordar que esto no es algo que surge en este Gobierno. Es algo que ha crecido en manera exponencial en los últimos tiempos al rango que hemos llegado a tener en Clorinda 30 personas, en Buenos Aires 40 personas, y así, cosas escandalosas. Hemos llegado a reducir estos números escandalosos”, refirió.

Insistentemente, trató de “compartir” la responsabilidad ante hechos lamentables como casos de políticos que no están a la altura de la delicada tarea diplomática, diciendo que “he visto delegaciones de funcionarios de la cancillería que han llevado a un señor para que le cebe el tereré”.

“También vi a un gran sindicalista en el aeropuerto, un hombre que cada vez que hay algo que defender está este señor defendiendo los derechos, sean maestros, obreros, campesinos, viajar en 'business' con un señor ya de edad llevándole el termo, pudiendo llevar él el termo de tereré. Tenemos que corregirnos, eso sí” culminó.

abc.com