Bolsonaro sugiere que EEUU podría tener una base militar en Brasil

El nuevo presidente ya declaró su intención de avanzar hacia un amplio acuerdo de seguridad y defensa con el Gobierno del presidente Donald Trump, por quien profesa una clara admiración.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sugirió que los EEUU podrían llegar a tener una base militar en el país y que el Gobierno de Donald Trump tiene interés en ese asunto en otras naciones sudamericanas.

“Estamos preocupados con nuestra seguridad, nuestra soberanía, y tengo al pueblo norteamericano como amigo”, declaró Bolsonaro a periodistas en el Comando de la Aeronáutica, tras ser consultado sobre la posibilidad de que Brasil autorice la presencia de militares estadounidenses en su territorio. Bolsonaro indicó también que EEUU tiene intereses de esa naturaleza en varios países sudamericanos, aunque no abundó en detalles.

El presidente también comentó el asunto en una entrevista que concedió al canal de televisión SBT, en la que fue preguntado directamente sobre la posible instalación de una base militar en Brasil. “La cuestión física puede ser hasta simbólica. Hoy en día, el poderío de las fuerzas armadas norteamericanas, chinas, soviéticas, alcanza el mundo todo independientemente de bases”, indicó.

Sin embargo, Bolsonaro agregó que de acuerdo con lo que pueda acontecer en el mundo, quizás se tenga que discutir esa cuestión en un futuro. El nuevo presidente, líder de una emergente ultraderecha y un declarado anticomunista, ya declaró su intención de avanzar hacia un amplio acuerdo de seguridad y defensa con EEUU y en particular con el Gobierno de Trump, por quien profesa una clara admiración.

En la entrevista con SBT, el mandatario también dijo que está preparando la que sería su primera visita oficial a Estados Unidos, la cual pudiera concretarse en marzo, cuando tendría su primer encuentro con Trump.

En sus breves declaraciones, Bolsonaro también reiteró que es favorable a la alianza que han acordado la empresa aeronáutica Embraer y la estadounidense Boeing.

Sin embargo, aclaró que el negocio, que debe ser aprobado por el Gobierno brasileño, deberá garantizar que el país mantenga el patrimonio que representa Embraer y que no lo vaya a perder dentro de cinco años.