Si mejoran, la Copa Paraguay puede ser más interesante

La Copa Paraguay llegó a feliz término, aunque con muchos tropiezos en el camino, sobre todo por los imprevistos que expusieron vacíos en su organización. Para este 2019 se espera una mejor preparación

Y que se aguarde ello es porque existe el compromiso de aumentar la cantidad de participantes de 48 a 64.

Aquello supone una mayor responsabilidad a la hora de preparar el calendario. Con la primera versión a modo experimental, la APF ya habrá quitado sus conclusiones de qué es lo que no se hizo bien y qué es lo que debe continuar haciéndose.

Los cambios climáticos fueron el principal adversario de la Copa. Nadie previó fuertes lluvias, que por cierto anegaron los estadios. El más castigado fue el del club General Díaz.

Las postergaciones tempestivas sin prever planes alternativos generaron bronca, además de otros aspectos como el tan polémico "mejor eliminado".

Olimpia estuvo en el centro de atención en ese punto. Con Trinidense no pudo en tiempo normal, perdió en penales pero de igual forma avanzó porque tenía suficientes méritos deportivos.

Para colmo fue finalista, situación que irritó a muchos. Pero Guaraní se consagró campeón, evitando la tripleta decana. Después se tropezó con el poco estímulo e incentivación.

Ser equipo de Copa Sudamericana como único premio mayor no significó mucho atractivo para los demás. No hubo rédito financiero y varias entidades del interior ni siquiera tenían insumos para un partido como ser botellas de agua o calcetines para sus jugadores.

La Copa Paraguay se erige como un experimento rentable a mediano plazo. Por algo, la APF se la juega en su puesta en escena, porque tiene la certeza de que a medida que pasen los años irán haciendo de ese torneo algo interesante y apetecible tanto para el público, la prensa y los eventuales patrocinantes.

De momento fue una prueba de laboratorio que puso de manifiesto muchas incongruencias, las que seguramente se irán corrigiendo si advierten con detenimiento los puntos que necesariamente deben ser tratados y mejorados.