La moneda argentina perdió más de 50% en el 2018

La moneda argentina cerró en 38,83 pesos por dólar ayer, último día hábil de 2018, año en el que la depreciación superó el 50%, en medio de una crisis económica que llevó al gobierno de Mauricio Macri a pactar un respaldo financiero con el FMI

El peso había comenzado el año en 18,73 unidades por dólar y hasta ayer se depreció 51,76%. Argentina sufrió en 2018 2 grandes corridas cambiarias: la primera entre abril y mayo, que provocó una devaluación de alrededor del 20% y la pérdida de 10.000 millones de dólares de reservas internacionales; y la segunda en agosto, cuando en apenas un día el peso cayó 13%.

En las dos ocasiones, el gobierno de Macri acudió al Fondo Monetario Internacional por un auxilio que suma en total 56.000 millones de dólares hasta 2020, de los cuales Argentina ya recibió 28.000 millones. A cambio, se comprometió a llevar adelante un plan de austeridad que implica lograr el equilibrio fiscal en 2019. De un déficit fiscal primario que en 2017 cerró en 3,9% del Producto Interno Bruto, Argentina tendrá que alcanzar la cifra cero en 2019.

Para contener la presión sobre la moneda, el Banco Central aumentó las tasas de interés a lo largo del año hasta un índice de referencia de 60%, aunque en la práctica, para operaciones como la remuneración de las Letras de liquidez llegó a picos de 78% anual. En ese contexto, el crecimiento económico se contrajo y el país entró en recesión, con un acumulado en el periodo enero-setiembre de -1,4% del PIB. El FMI proyectó una caída de la economía de 2,6% para 2018 y de 1,6% en 2019.

El ministro de Transporte de Argentina, Guillermo Dietrich, aseguró ayer que las recientes subidas en las tarifas de transporte público, gas y luz para el próximo año son el resultado de los “descalabros” recibidos del último gobierno de Cristina Fernández (2007-2015). “Nosotros recibimos del 2015 una situación tarifaria que era un gran descalabro en el transporte.

El boleto de colectivo valía hasta tres o cuatro veces más en todo el país que en el área metropolitana”, comentó el ministro en diálogo con Radio La Red.

El Gobierno anunció este jueves nuevos aumentos en las tarifas del transporte público, con alzas del 38% que se aplicarán desde enero próximo para viajar en ómnibus, trenes y metro.

“Hay una parte que es la inflación, porque aumentan los costos; la otra es la necesidad de arreglar estos desequilibrios de muchos años en los que la tarifa no se tocó, con un sistema totalmente subsidiado y de mala calidad”, continuó.