La Contraloría no da señal de presencia en Concepción

Este lunes se cumplieron 50 días de la movilización de ciudadanos indignados en Concepción exigiendo la renuncia del intendente municipal liberal, Alejandro Urbieta. Sin embargo, a más de un mes del pedido de auditoría, la Contraloría General de la República (CGR) no se ha constituido en la administración municipal.

El pedido lo había realizado la Junta Municipal de esta ciudad el pasado 23 de octubre de este año. Hasta ahora ningún técnico se acercó para iniciar la auditoría correspondiente.

Aunque los indignados no confían en la institución, de igual forma llama la atención que a 50 días de la movilización, hasta el momento no hay respuesta del contralor Enrique García.

Los manifestantes exigen la intervención, pero en la Junta no dan los votos para concretar el pedido. En el 2014, el actual intendente municipal, Alejandro Urbieta, con apoyo de una turba había corrido a los técnicos de la Contraloría evitando de esa forma la verificación de tareas y documentos.

El actual gobernador, Édgar López, también anunció que ya solicitó una auditoría de las gestiones de Luis Urbieta y Ricardo Paredes, quienes lo precedieron en el cargo y dejaron una administración vacía. Tampoco en esos casos hay respuesta de la CGR.

La lucha contra el clan Urbieta continúa sin pausa. Es así que, durante el fin de semana, los ciudadanos no pararon con sus caravanas. Anoche, de nuevo los indignados realizaron una marcha con escraches incluidos a los concejales municipales que quieren impedir la intervención.