Doble festejo: Madre e hija se casan en una boda colectiva

Elizabeth Riquelme (31) caminó el sábado (01) al altar vestida de blanco y con su ramo de rosas, tal como lo había soñado. Lo que no imaginaba fue que su momento más feliz se iba a duplicar, porque ese día también vería a su madre uniéndose en matrimonio con su padre, en una boda colectiva de 56 parejas.

A los 15 años, Eli le conoció a Derlis Francisco López (32), el amor de su vida. Juntos empezaron su camino y un día decidieron vivir juntos. Al poco tiempo nació el primero de sus tres hijos. “Siempre quisimos casarnos, solo que no se nos daba la oportunidad. Hace unos tres años nos casamos por civil”, contó la mujer.

La familia Riquelme se llenó de felicidad el sábado, ya que no solo la hija se unió al matrimonio. El señor Carlos Ramón Riquelme (51) y su pareja Teresa Agüero (49), padres de Elizabeth, también unieron sus vidas ante la Iglesia católica.

“El festejo es triple porque mis padres, mi cuñada y yo somos los nuevos casados”, dijo Eli.

La boda comunitaria se hizo realidad el sábado(01), en Pedro Juan CaballeroAmambay, gracias a la Fundación Santa Librada. La actividad coincidió con el aniversario número 119 de la ciudad.

La coordinadora del evento, Gabriela Charquera, señaló que hace meses se venían preparando. Tuvieron varios encuentros de reflexión. Señaló que todo fue financiado por la entidad, que en el año viene realizando varias bodas colectivas.

Una de las parejas más llamativas fue la conformada por Faustina Pérez (64) y Eulogio Parra (62), quienes tras un largo tiempo de convivencia decidieron casarse. Ambos despertaron la admiración de todos por el buen estado físico que tienen, ya que en todo el proceso de la organización ellos se movilizaban por varios kilómetros en sus bicicletas.

“Tuvimos una bendición doble este 2018, porque le tuvimos a nuestro bebé y nos casamos”, dijo Rocío Bogarín, una de las novias más jóvenes.