La educación sexual es la única forma de frenar el VIH, según ONG

La educación sexual integral durante la infancia y adolescencia es la única manera de frenar los casos de VIH/SIDA confirmados en Paraguay, según el Centro de Consejería y Denuncias VIH/SIDA. En los últimos años, se registró un aumento de embarazos adolescentes cuyos hijos nacen como portadores del virus.

El Día Mundial de Lucha contra el Sida se recuerda cada 1 de diciembre, fecha que en Paraguay, lastimosamente, está fuera del calendario escolar, lo que podría dificultar aún más la aplicación de políticas preventivas en instituciones educativas, según el Centro de Consejería y Denuncias VIH/SIDA.

Este 2018, el Programa Nacional de Control del SIDA/ ITS (Pronadisa) detectó casi 1.400 nuevos casos, en comparación con el año anterior. Lo alarmante de estas cifras es que, cada año, son más los niños, niñas y adolescentes diagnosticados con el virus.

En 2013 se confirmaron dos casos nuevos de niños y niñas entre 10 y 14 años, y en el 2017 los confirmados aumentaron a siete.

En la franja de 15 a 19 años el número de nuevos casos se mantuvo entre los 80 y 84 por año, y son cada vez más las adolescentes portadoras del virus que quedan embarazadas y transmiten el virus al feto.

“Se ve que es necesaria una educación sexual integral, y esto es muy importante entender. No estamos diciendo que se les tenga que enseñar sexo a los chicos, sino que, por un lado, lo que es sexualidad y, por otro lado, lo que es la responsabilidad”, apuntó Francisco Benítez Añazco, del Centro de Consejería y Denuncias VIH/SIDA.

Si bien celebró que el Estado tenga soporte para asistir hasta a 19.000 pacientes con VIH, lo importantes es apuntar a la prevención para que los casos vayan disminuyendo.

Benítez recordó que, además de los controles para la detección temprana y los cuidados para evitar contraer la infección, también se debe apuntar, desde el Estado, a cumplir con los protocolos de confidencialidad en la atención a jóvenes en los servicios de Salud Pública.

Diagnóstico temprano

“Una de las mejores formas de prevenir es a través del diagnóstico temprano, porque puede tratarse rápidamente y evita desarrollar (en el paciente) algún tipo de afección”, expresó Tania Samudio, directora del Pronasida.

Si el diagnóstico se realiza a tiempo, el paciente tiene la posibilidad de llevar durante muchos años una buena calidad de vida sin que su sistema inmunológico se vea afectado, recordó.

“Las personas, al creer que le van a discriminar por estar viviendo con el virus del VIH, no se acercan a los servicios a hacerse la prueba, entonces estamos en un constante círculo vicioso que debemos cortar", subrayó sobre la confidencialidad de los diagnósticos.

La infección se suele diagnosticar mediante análisis rápidos, con el principal objetivo de detectar la presencia o ausencia de anticuerpos contra el virus, informó la Organización Mundial de la Salud.

Generalmente, los resultados se obtienen en el mismo día, de modo a iniciar el tratamiento lo antes posible.

La organización recordó que, aunque no hay cura para el sida, una de las mayores luchas científicas desde hace muchos años es que el tratamiento con antirretrovíricos eficaces permite mantener controlado el virus y prevenir la transmisión.

¿Cómo ataca al organismo?

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ataca el sistema inmunitario, debilitando las defensas contra las infecciones y cáncer.

"A medida que el virus destruye las células inmunitarias e impide el normal funcionamiento de la inmunidad, la persona infectada va cayendo gradualmente en una situación de inmunodeficiencia.", explicó la OPS.

Uno de los principales factores de riesgo son las relaciones sexuales sin preservativo, padecer de alguna enfermedad de transmisión sexual, compartir agujas, jeringuillas u otro material contaminado y recibir transfusiones sanguíneas o trasplantes de tejidos sin garantías de seguridad.