Matan a nombre de uno de los pistoleros de Líder Cabral

Un hombre y una mujer fueron hallados muertos y con varios impactos de bala ayer en la tarde al costado de un camino vecinal de la compañía Aveiro de Itá. Junto a los cadáveres había una nota que hace referencia a la eliminación de un sicario que operaba en zona del Amambay, ocurrido en el año 2009.

Las víctimas fueron identificadas como Carolina Concepción Romero Benítez, de 37 años de edad, y Jorge Arrúa Jiménez , de 45 años. Sus cuerpos estaban a un costado de un camino vecinal de la compañía Aveiro de la ciudad de Itá.

Los cuerpos presentaban heridas de bala en la cabeza, y tras el relevamiento de datos, fueron derivados a la morgue del Hospital Nacional de Itauguá para su verificación.

La torrencial lluvia que caía en el momento del procedimiento, impidió una inspección más minuciosa de los cadáveres, que se encontraron a pocos kilómetros del Hospital Nacional.

La nota dejada

Los autores del doble crimen dejaron en la escena una nota escrita con marcador, que decía “En memoria de mi amigo Herminio Prieto Roa”. El papel estaba clavado con un lápiz al lado del cuerpo sin vida de Arrúa Jiménez.

Herminio Prieto Roa era un pistolero que estaba al servicio del conocido “pez gordo” del narcotráfico del Amambay, Líder Cabral Arias. También fue guardia del diputado colorado Magdaleno Silva, quien fue acribillado por cuatro sicarios el pasado 5 de mayo del año pasado frente a su casa en Yby Yaú, junto con su hijo Fernando Enrique Silva Canale y otras dos personas.

Conforme con los antecedentes, el sicario había sido asesinado de 16 balazos por dos sicarios en la ciudad de Fernando de la Mora, el 27 de marzo del 2009.

Agentes de Homicidios, Criminalística y la brigada de Investigación de Delitos de la Policía de Central se constituyeron en el lugar para recabar datos.

Sin embargo, no hubo testigos que pudieran asegurar con mayor precisión las circunstancias del crimen.