Cerrarán 12 sedes fiscales

El Ministerio Público anunció esta tarde de martes que deberá cerrar 12 oficinas por falta de presupuesto. Esto se debe a que el presidente Mario Abdo vetó la ampliación presupuestaria para la Fiscalía.

En conferencia de prensa la Fiscalía anunció que deberán cerrar 10 sedes en Itapúa, una oficina en Laureles y otra en Loma Pytã, puesto que el mandatario nacional, Mario Abdo, rechazó la ampliación presupuestaria de poco más de G. 18.000 millones, que había sido aprobada por el Congreso.

Posteriormente, el Ministerio Público también cerrará otras oficinas en J. A. Saldívar, Villeta, Pozo Colorado y Alto Paraná. Además comunicaron que los comisionamientos de 124 funcionarios de la Fiscalía a distintas instituciones del Estado serán rescindidos.

El fiscal Carlos Merlo lamentó esta situación puesto que actualmente no están dando abasto con los casos existentes, por lo que se deberían abrir más locales de la Fiscalía en vez de cerrarlos. "Haremos una redistribución de los funcionarios que prestan servicios en las sedes que serán cerradas", agregó.

En ese marco, realizarán una huelga desde el jueves 8 de noviembre hasta el 7 de diciembre, según anunció Odilón Turo, secretario general del sindicato.

La noticia se hizo pública tras una reunión entre los funcionarios del Ministerio Público y la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez.

“PEDIDO DE AUMENTO DESMEDIDO”

La diputada Celeste Amarilla (PLRA) explicó por qué no estuvo de acuerdo con este pedido del Ministerio Público cuando se trató en la Cámara Baja. Alegó que no era el momento adecuado para el aumento y que el monto del pedido fue desmedido.

“Ese es un pedido que entró para aumentos salariales, si no me equivoco la cifra primera fue de G. 50.000 millones. Yo por lo menos considero que si bien uno gana mal en la función pública, no era el momento. Está terminando del año, se está elaborando el presupuesto del año que viene. No hay plata y no me pareció que hacía falta ese aumento”, expresó la legisladora.

“A mí por ejemplo me convencía darle un aumento a los asistentes fiscales, que no tienen aumento hace cinco años. Si se pudiera desglosar el pedido, yo votaría para que se le dé el aumento a los agentes fiscales (....) No corrió mi pedido de desglose y luego bajó de G. 38.000 millones a G. 18.000 millones, pero de igual manera yo voté en contra”, confesó.

“Vamos a ir al grano, por culpa de un pedido de aumento tan desmedido es que no está saliendo lo de asistentes fiscales, quizás por eso el Presidente haya vetado. Mirá que es difícil que yo coincida con un presidente, pero coincidí”.