Varias comunidades aisladas en San Pedro

Una tormenta acompañada de fuertes vientos y granizada se abatió ayer sobre gran parte del segundo departamento. El fenómeno climático dejó casas inundadas, caminos cortados y varias comunidades quedaron aisladas por la crecida de ríos.

En esta capital departamental, en el casco céntrico, las avenidas y casas quedaron inundadas. Los afectados se quejaron por la falta de desagües pluviales.

En las zonas rurales de las colonias Andrés Barbero, Correa Rugua, entre otras, fueron reportadas viviendas afectadas por caída de granizos, aunque no se precisó la cantidad debido a que la Policía Nacional continúa trabajando en la recolección de datos.

Además, hubo árboles tumbados por el viento e interrupción en el suministro de energía eléctrica.

En Puerto Antequera se reportó la anegación de viviendas y avenidas. Algunas casas también fueron afectadas por la granizada. Igualmente, las comunidades de Poroto y Monte Alto quedaron aisladas por la crecida de los ríos Paraguay y Jejuí.

En tanto, en Nueva Germania unos 400 oleros tienen importantes pérdidas económicas por inundación de lugares de trabajo por el desborde del río Aguaraymí.