Clubes de Intermedia quedan sin jugadores

A excepción del campeón River Plate, que mantiene su estructura, los demás clubes que participaron este año de la División Intermedia y que siguen en carrera en la Copa Paraguay, quedaron prácticamente sin jugadores al licenciar a los mismos al culminar la temporada.

Los mayores inconvenientes los tiene Liberación, descendido al Nacional B y que debe enfrentar en octavos a Resistencia, que luego del cierre del torneo de la segunda categoría redujo su dotación para encarar la competencia de integración.

El Trinidense, que se mantuvo en la segunda división bajo el comando de Gabino Román, cuenta con una plantilla que activa día de por medio, a la espera de un acuerdo económico, que se torna difícil porque el nuevo certamen de integración de la Asociación Paraguaya de Fútbol no otorga remuneración alguna y en cierta medida los pocos beneficiados son los que se enfrentan a los grandes, Olimpia y Cerro Porteño, con las recaudaciones.

Los principales atletas sampedranos de Liberación pasaron a competir a ligas cuyos certámenes están en desarrollo o a punto de iniciarse, como Santaniana, Carapegüeña o Capiateña.

El técnico Édgar Denis, que aún no resolvió su continuidad en esa entidad, espera que al menos los futbolistas de mayor recorrido puedan arreglar para cumplir una presentación decorosa.

General Caballero de Zeballos Cue, descendido a la Primera B y próximo rival de Libertad, es otro que tropieza con inconvenientes.

La temporada regular de la Intermedia se cerró el 23 de setiembre y el 30 se disputó el choque por el segundo ascenso, que San Lorenzo le ganó a Fernando de la Mora.

Los clubes licenciaron a sus jugadores y lo que estos puedan buscar otros ingresos. Lo cierto es que pese a las precariedades, la segunda división tendrá como mínimo un representante entre los ocho mejores de la Copa, al darse el cruce en octavos entre Liberación y “Resi”.