Hospital de Santa Rosa “a la deriva”

El Hospital General de Santa Rosa del Aguaray está acéfalo desde hace dos semanas en medio de una disputa entre líderes de Colorado Añetete. Se espera que hoy sea designado el tercer director en un mes y medio.

Detrás de la fuerte crisis en el Hospital General de Santa Rosa del Aguaray estarían el diputado Freddy D’Ecclesiis y el gobernador Carlos Giménez, según denuncian funcionarios de la institución. Ambos se disputarían  la designación de los cargos de jefaturas para colocar a sus “ahijados”, de acuerdo a las denuncias.

Para hoy se aguarda que el ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, designe a un nuevo director ante una expectante población que espera sea sin injerencias de sectores partidarios.

Los habitantes de la zona y un grupo de pobladores piden que los políticos dejen de manosear las instituciones públicas a la hora de cubrir los cargos. Piden que se considere el profesionalismo, no la condición de operador político, considerando que quien sea nombrado debe trabajar en favor de todos los paraguayos.

A finales de agosto, el ministro Mazzoleni le nombró al doctor Marcial Pereira en reemplazo del doctor Gustavo Matiauda, quien ocupó el cargo de director durante más de tres años. Pereira apenas estuvo dos semanas en la función, y renunció. Lo sustituyó el doctor Hugo Jara, quien a los 15 días también dimitió.

El viernes último, el diputado negó que tenga injerencia en el nombramiento del director general del hospital. “No es verdad, es totalmente un falso rumor”, refirió al ser consultado.

De referencia

El Hospital General de Santa Rosa del Aguaray es de referencia en la zona norte del país y recibe a pacientes de los departamentos de San Pedro, Amambay, Canindeyú y Concepción. En promedio, unas 12.000 personas consultan por mes. El nosocomio fue construido, equipado y donado por el Gobierno de Corea.

Es uno de los centros asistenciales más modernos del interior del país con un presupuesto de G. 26.000 millones ejecutados a nivel central del Ministerio de Salud. Cuenta con terapia intensiva, aunque de seis camas solo una funciona por falta de mantenimiento.