Bases liberales siguen con atención “denuncia” del aduanero imputado y embustero

Los presidentes de comités del Partido Liberal (PLRA), del departamento de Amambay, vienen siguiendo con atención el curso de la supuesta “denuncia” hecha por el procesado e imputado presidente de la seccional 386 del barrio San Gerardo, el cartista rabioso Martín Benítez Ruíz Díaz, sobre una supuesta malversación de fondos en la preparación del jardín del nuevo Palacete Municipal, proyecto este llevado adelante por la actual administración municipal de José Carlos Acevedo.

En forma temeraria y a través de un audio que recorre las redes sociales, Benítez Ruíz Díaz dice que el intendente gasto en dicho jardín 1 mil 200 millones de guaraníes, cuando el costo real y debidamente documentado, alcanzó la suma de 72 millones de nuestra moneda.

El “licenciado”, como le gusta que le llamen, Martín Benítez Ruiz Díaz, está imputado por la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público de la Capital del país  junto a otras 17supuestos corruptos y sinvergüenzas como él, entre aduaneros, funcionarios de Senacsa y directivos del Frigorífico Concepción, por los supuestos delitos de contrabando  de 180 mil kilos de carne vacuna ingresada desde el Brasil sin control alguno y producción de documentos no auténticos (falsificación).

Con la supuesta complicidad de  algunos liberales mantenidos por el anterior gobernador Pedro González, este presunto corrupto aduanero, viene mamando a destajo desde hace 12 años en la función pública aduanera con el cargo de eterno sub administrador, sirviéndose a discreción del erario público, como la gran mayoría de su familia, a través del Partido Colorado. 

Este personaje –según un audio que recorre las redes sociales -  fue quien inventó e hizo correr la historia de que el enjardinado del Palacete Municipal demandó una inversión de 1 mil 200 millones de Guaraníes, cuando en su costo real fue de 72 millones.

Este personaje, además de haber sido separado de su cargo en la Aduana, a la que ni se puede arrimar a menos de 200 metros por orden judicial, se expone ahora a otro proceso por “denuncia falsa”, difamación, calumnia e injuria contra la actual administración municipal del intendente José Carlos Acevedo.

Sin embargo, llama poderosamente la atención que este sujeto, que saltó a la política local desde las carpas del “argañismo”, entre los conocidos en su época como los “Chiítas”, jamás se preocupó por denunciar las casi permanentes irregularidades existentes en la institución aduanera de Pedro Juan Caballero, como liberación y hasta “desaparición” de camiones cargados con mercaderías supuestamente de contrabando, maquinarias y otras vergonzosas historias, ante las cuales siempre guardó un silencio cómplice  ante las cuales siempre guardó un silencio cómplice, porque tal vez, de acuerdo a los antecedentes, haya estado supuestamente metido hasta la maceta en las mismas.

FALSA DENUNCIA

 Artículo 289.- Denuncia falsa El que a sabiendas y con el fin de provocar o hacer continuar un procedimiento contra otro: 1. le atribuyera falsamente, ante autoridad o funcionario competente para recibir denuncias, haber realizado un hecho antijurídico o violado un deber proveniente de un cargo público;

2. le atribuyera públicamente una de las conductas señaladas en el numeral anterior; o 3. simulara pruebas contra él, será castigado con pena privativa de libertad de hasta cinco años o con multa.

Artículo 290.- Publicación de la sentencia Cuando el hecho señalado en el artículo anterior se haya realizado públicamente o mediante las publicaciones señaladas en el artículo 14, inciso 3º se aplicará, en lo pertinente, lo dispuesto en el artículo 60. En caso de muerte de la víctima, el derecho de publicación pasará a los herederos.

Artículo 291.- Simulación de un hecho punible 1º El que a sabiendas proporcionara a una autoridad o a un funcionario competente para recibir denuncias la información falsa de que: 1. se ha realizado un hecho antijurídico; o 2. sea inminente la realización de un hecho antijurídico señalado en el artículo 240, inciso 1º, será castigado con pena privativa de libertad de hasta tres años o con multa. 2º La misma pena será aplicada al que, a sabiendas, intentara proporcionar a dicha autoridad o funcionario una información falsa sobre el participante de un hecho antijurídico o de la inminente realización de un hecho señalado en el artículo 240, inciso 1º.