Drama de una joven supuestamente violada en el Hospital Regional gana espacio a nivel nacional

El drama de una joven pedrojuanina que decidió romper el silencio y reclamar justicia tras supuestamente haber sido abusada por un médico del Hospital Regional local, es noticia a nivel nacional tras la entrevista exclusiva mantenida con nuestro cronista Ronald Ledesma, cuando relató su infortunio y exigió que su caso no quede en el "oparei" y el supuesto culpable reciba todo el peso de la ley.

Según el relato de la joven a la 570 AM  radio Amambay,  cuyo nombre omitimos a pedido suyo, su preocupación radica en que el galeno, que fue procesado por el supuesto hecho de “coacción sexual y violación” en noviembre pasado, continúa ejerciendo en el Hospital Regional como si nada mientras el expediente “duerme” en una de las fiscalías.

Comentó que en aquel momento en que llegó hasta el hospital para hacer una consulta fue atendida por el médico Adolfo Echague, quien según recordó comenzó a hacerle preguntas que no tenían nada que ver con el motivo de su visita, como por ejemplo si había ido sola al hospital para consultar, si tenía novio y si ya había tenido alguna vez relaciones sexuales.

La joven comento que en ese momento se asustó y se calló la boca, y enseguida el galeno le hizo una receta para comprar remedios que según le dijo tenía que retirar de la propia farmacia del hospital, y le pasó además otra orden para hacer una radiografía.

Siguiendo con su relato la joven se levantó y salió del consultorio, pero grande fue sorpresa cuando supuestamente el médico Adolfo Echague la siguió y la atajó para decirle que no era por ahí la farmacia y se ofreció para acompañarla, conduciéndola a lo que sería el dormitorio de los médicos de guardia.

La entrevistada recordó que le llamó mucho la atención el lugar, porque en nada se parecía a una farmacia, tenía dos camas y una televisión y cuando entraron ahí ya llaveó la puerta y después la tiró encima de una de las camas y tras inmovilizarla abusó de ella, violándola por casi dos horas, y que lo único que pudo hacer fue gritar un par de veces pidiendo auxilio, pero que nadie la escuchó, de acuerdo a su relato

Después de todo ese tiempo y cuando presuntamente el profesional de blanco la dejó salir, le dijo para no contarle a nadie lo que había pasado.

Sin embargo, asustada e indignada con lo ocurrido, la joven le contó a su madre el sofoco que había pasado y juntas se fueron hasta la Comisaría 1ª, en cuya jurisdicción está el hospital, y realizaron la denuncia.

En aquel entonces y con los suficientes indicios incriminatorios, el agente fiscal, abogado Armando Cantero, imputó al médico Adolfo Echague y pidió al juzgado su prisión preventiva.

La afectada asegura que moverá cielo y tierra para que este caso no quede impune y para que Echague vaya a juicio oral y después a la cárcel por lo que hizo.

Lo llamativo del caso es que a pesar de que Echague fue beneficiado con prisión domiciliaria, el mismo continúa andando de acá para allá horondamente y cumpliendo sus funciones en el Hospital Regional, citó la mujer.

Hasta el momento, el expediente duerme el sueño del aparente olvido en la Unidad Fiscal de la abogada Sandra Díaz.