Jair Bolsonaro fue apuñalado durante un acto de campaña en Minas Gerais

El candidato presidencial brasileño Jair Bolsonaro fue apuñalado en la tarde de hoy en Juiz de Fora, Mina Gerais. El candidato del Partido Social Liberal (PSL) fue trasladado de urgencia por su personal de seguridad a una clínica cercana.

En un primer momento, su hijo, Flávio Bolsonaro, habló de "herida superficial" pero ahora, Folha de Sao Paulo, informa que el candidato presidencial tiene comprometido el hígado y habría perdió mucha sangre. 

"Jair Bolsonaro sufrió un atentado ahora en Juiz de Fora, una puñalada con cuchillo en la región del abdomen. Gracias a Dios, fue superficial y él está bien. ¡Pido que intensifiquen las oraciones por nosotros!", había escrito Flávio Bolsonaro en su cuenta de Twitter.

Minutos después, el diagnóstico se agravó: otro periódico local, O'Globo, informó que fue sometido a una cirugía laparoscópica ya que la estocada le alcanzó el hígado. De todas formas, no hay comunicado oficial del Hospital Santa Casa de Misericordia, donde permanece internado el candidato del PSL.

Uno de los médicos de este hospital -que no quiso ser identificado- le aseguró a la agencia EFE que, además de la lesión hepática, Bolsonaro sufrió un choque hipovolémico debido a que perdió mucha sangre, pero su estado de salud es estable.

Bolsonaro, militar retirado, marcha primero en las encuestas que se dieron a conocer en las últimas horas, luego de que la Justicia Electoral de Brasil denegara a Lula da Silva presentarse en los próximos comicios.

Tras el atentado, Bolsonaro fue enviado de urgencia a un hospital cercano donde fue atendido por los médicos del lugar. El centro médico todavía no emitió ningún comunicado informando sobre el estado de salud del candidato brasileño.

Inmediatamente después del ataque –que quedó registrado en varios videos– el agresor fue reducido y detenido por el personal policial que acompañaba al candidato. El sospechoso fue identificado por la Policía Militar como Adélio Bispo de Oliveira.

Fernando Haddad, próximo sustituto de Lula da Silva como candidato a la presidencia, afirmó que el ataque sufrido por Bolsonaro, en Juiz de Fora, es "lamentable y absurda", durante una entrevista con el sitio web del Congreso en Foco.

"Nosotros, los demócratas, tenemos que garantizar un proceso pacífico. No se puede entrar en provocación de ninguna manera ", dijo.