Fiscal revela que advirtió a la Senad sobre depósitos de drogas en Salto

El fiscal antidrogas de Salto del Guairá Vicente Rodríguez reveló ayer que advirtió a la Senad sobre los depósitos de drogas que existían en la ciudad, pero que los agentes lo ignoraron.

El representante del Ministerio Público se desmarcó de la banda de narcotraficantes que fue desbaratada el 1 de agosto pasado en la capital de Canindeyú. Aseguró que él no podría ser responsable ni cómplice de una estructura formada hace años, ya que lleva apenas tres meses en su unidad, tras haber sido reasignado el 16 de mayo pasado.

Sin embargo, el asistente del fiscal Vicente Rodríguez, Wilson Gauto Campuzano, fue uno de los ocho detenidos en la serie de operaciones, debido a que brindaba protección y cobertura a la red de traficantes, que enviaba toneladas de marihuana hacia el Brasil mediante lanchas rápidas que cruzaban el río Paraná luego del pago de coimas a casi todas las autoridades de la zona.

“Yo no puedo ser responsable de la inacción de los verdaderos responsables”, dijo en tono acusatorio contra las oficinas de la Senad y de Antinarcóticos de la Policía que funcionaban en la ciudad y que fueron renovadas por completo tras el escándalo que se desató.

Remarcó que en estos últimos tres meses no recibió ningún pedido de allanamiento de parte de los antidrogas locales y que su eventual complicidad se podría dar solamente si no arbitrara los medios necesarios para ejecutar esas intervenciones.

“¿Cuándo vamos a intervenir?”

En otro momento, fue más contundente al acusar directamente al destituido jefe de la Senad en Salto del Guairá, agente especial Avelino Valdez, en cuya oficina supuestamente los narcos dejaban 2.500 dólares fijos por mes y G. 5 millones por cada carga de marihuana que llegaba a la capital departamental, según las anotaciones de los traficantes que fueron encontradas en uno de los recintos intervenidos.

Rodríguez reveló que, aunque su asistente ahora preso Wilson Gauto nunca le propuso un trato turbio para beneficiar a los narcos, él sí escuchaba comentarios de otras personas sobre los depósitos de drogas que había en Salto del Guairá, justamente como el que fue hallado la semana pasada.

“Jefe, yo escucho que hay depósitos aquí en la ciudad. ¿Cuándo me van a denunciar y vamos a intervenir?, supuestamente le reclamó en una oportunidad el fiscal Vicente Rodríguez al entonces jefe de la Senad en Salto del Guairá, Avelino Valdez, aunque este no respondió la intimación.

La agenda

El escándalo suscitado en el departamento de Canindeyú se desató con el hallazgo de una agenda de los narcos capturados, en la que se detallaban las coimas pagadas en cada puesto policial apostado en la ruta de tráfico, hasta llegar a Salto del Guairá.

Una vez en la ciudad, también recibían sobornos la mayoría de las autoridades, incluso de la Fiscalía, según la lista encontrada.

De hecho, esa nómina fue la que tumbó ayer al director de Policía de Canindeyú, Hermógenes García, y anteriormente a todos los agentes de las oficinas investigativas.

El nuevo comandante de la Policía, Bartolomé Báez López, quien asume oficialmente hoy en la Comandancia, seguramente va a remover también a los jefes y subjefes de todas las dependencias aludidas en la lista de sobornos. (Foto de portada: Vicente Rodríguez. Agente fiscal de salto del Guairá)