Lanzan aceite medicinal de cannabis nacional

Laboratorios Lasca y el Ministerio de Salud presentaron ayer el primer medicamento elaborado a base cannabis. Se trata de un aceite medicinal de marihuana anticonvulsivante que ayuda a controlar las epilepsias refractarias que padecen muchos niños en el país y que también beneficia a otros pacientes que sufren enfermedades para las que el aceite medicinal de marihuana es un coadyuvante.

El Ministerio de Salud destacó que desde que recibieron la solicitud de un grupo de padres nucleados en la organización Camedpar (Cannabis Medicinal Paraguay) a principios del año 2017, que solicitó ayuda para acceder al medicamento que con muchos inconvenientes importaban de Estados Unidos, lograron simplificar el acceso e importación del aceite, luego establecieron las bases para crear un plan nacional para impulsar la investigación clínica del cannabis y, por último, promovieron el desarrollo de un medicamento nacional.

“En diciembre pasado, el Gobierno Nacional promulgó la Ley Nº 6007, por la que se crea el Programa Nacional para el estudio y la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, y está próxima su reglamentación para dar continuidad al trabajo científico encarado por el Ministerio de Salud”, destacó el ministro de Salud, doctor Carlos Morínigo.

Este primer medicamento elaborado a base de cristal puro de cannabis tiene aprobación por parte del Ministerio de Salud para su comercialización y Laboratorios Lasca ya puso a la venta el producto elaborado en Paraguay, que cumple con toda la normativa internacional requerida para todo medicamento.

Para el efecto, se ha llevado adelante un trabajo conjunto entre el Ministerio de Salud, un equipo de médicos, Universidad Nacional, la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), y con pacientes y sector privado.

El ministro Morínigo apuntó que queda en manos del Gobierno entrante la tarea de continuar con este trabajo en su etapa de estudio clínico y factibilidad de un cultivo controlado, que permita contar con extractos puros para elaboración de medicamentos que garanticen dosis comprobadas y comprobables, ya que esto, a su vez, garantizará la eficacia en el tratamiento, y otorgará la seguridad que necesitan los niños y todo paciente.

Actualmente, de más de 130 padres que forman parte de la asociación Camedpar, solo 20 contaban con recursos para acceder al medicamento importado de Estados Unidos, cuyo costo era sumamente elevado (G. 3.000.000). Los aceites de cannabis importados llegaron a las farmacias el año pasado a un costo entre G. 1.314.000 y G. 1.800.000. El precio del aceite nacional aún no se definió.

abc