Policía propia no es solución para la frontera opina Odilón

El précandidato a gobernador de Mato Grosso do Sul, Odilon de Oliveira, dice que la creación de otra policía nacional para cuidar de las fronteras no soluciona la actual situación precaria de la franja fronteriza, que corresponde a casi el 29% del territorio brasileño.

Para Odilon, que trabajó por más de 30 años en la franja de frontera, esa región necesita atención especial de la Unión y de cada Estado fronterizo, pero discrepa de la iniciativa del senador Wilder Moraes (DEM / GO), que presentó la PEC (Propuesta de Enmienda a la Constitución) 03/2018, proponiendo la creación de la Policía Nacional de Fronteras.

Conforme a Odilon, la Constitución atribuye a la Policía Federal la responsabilidad de cuidar de la frontera. Sin embargo, la Unión debería disponer de al menos el 29% de su contingente, cantidad proporcional a la extensión territorial de la franja de frontera en relación al resto del territorio brasileño. "Aumentar la cantidad de comisarías de la Policía Federal debe formar parte de la estructuración de ese órgano. En toda esta franja, hay sólo 25 unidades y más algunos puestos, la mayor parte en situación precaria ", explicó.

Otra providencia a ser hecha por parte de un plan estratégico de frontera defendido por Odilon está en la conclusión del Sisfron, creado alrededor de 2011. "Se trata de tecnología avanzada a ser implantada por el Ejército Brasileño, institución respetuosa y capacitada.

Sin embargo, la crisis económica forzó la prórroga del plazo para la conclusión de ese sistema, capaz de mostrar en tiempo real una radiografía de toda la frontera ", destacó. La previsión inicial de inversiones giraba alrededor de 12 mil millones de reales, con plazo de 10 años para su conclusión.

La intención de la PEC es resolver el estado de abandono que se encuentra en la región y contener el crimen organizado que se ha intensificado en las fronteras en los últimos años, según la publicación publicada en la edición del diario Correio do Estado de este viernes.

Odilon defiende que los estados deben hacer alianzas con la Unión para promover políticas públicas de incentivo al desarrollo económico en esas regiones, como forma de generar más empleos e ingresos a la población.

Odilon también cuestionó la declaración del secretario estadual de Justicia y Seguridad Pública, Antonio Carlos Vidira, al diario, diciendo que en Mato Grosso do Sul existen siete mil presos federales oriundos del tráfico sin ninguna contrapartida del gobierno federal. "En Brasil entero tiene sólo 4.775 presos federales por tráfico de drogas, lo que, por sí solo, derrite la referida afirmación", asegura el juez federal retirado. De acuerdo con la Ley 11.343 / 2006 y el art. 109, V, de la Constitución Federal son federales sólo el tráfico transnacional. El resto es de competencia residual de cada Estado.