Lavarse las manos reduce un 25% la transmisión de infecciones respiratorias

La prevención de enfermedades en invierno arranca con una buena higiene. Explica el otorrinolaringólogo infantil Enrique Mansilla.

En invierno suele haber una mayor proliferación de enfermedades respiratorias como la gripe, la faringitis, las anginas o la bronquitis. El frío es un factor que debilita el sistema inmunológico pero no es el único que afecta a nuestras defensas.

Las manos son la principal vía de transmisión de virus y bacterias. Mantenerlas limpias y controlar su higiene es una medida clave para evitar y prevenir el contagio de enfermedades típicas de los meses de frío.

Según precisa la Organización Mundial de la Salud, el 25% de las infecciones respiratorias se puede evitar sólo con el hábito de lavarse las manos. Limpiarlas con jabón corta el ciclo de contaminación, dado que las vías de contagio no se producen únicamente con el contacto directo sino mediante superficies.

Hay que lavarse las manos sobre todo antes y después de cocinar, ir al baño, cambiar a un bebé y luego de estornudar o toser, de sacar la basura, de tocar dinero o mascotas, visitar un enfermo o viajar en transporte público. Es importante que este hábito se inculque a los más chicos en el hogar para que luego lo adquieran como algo automático y natural.

Por otro lado, actualmente se recurre al alcohol en gel para higienizar las manos, y en muchos casos el lavado de manos con agua y jabón sólo ocurre una vez al día. Este producto no puede tomarse como una práctica que suplante a una buena limpieza de manos con jabón.

Las preparaciones a base de alcohol reducen los gérmenes pero no pueden eliminar la suciedad visible o contaminación. Por ello se recomienda utilizar sólo los geles de lavado de manos en seco en las manos ya limpias. En el caso de que estén sucias, este producto solo consigue revolver la mugre y al mismo tiempo, impermeabiliza la piel.

“Es recomendable que cada tres aplicaciones de alcohol en gel, exista un lavado de manos con agua y jabón. Además, se debe tener en cuenta la concentración de alcohol de dichos productos para que puedan dar efectividad, por ejemplo, se estima que lo indicado que debe contener es entre un 60% y un 95%”, precisó el otorrinolaringólogo infantil Enrique Mansilla (MN 26379) en una columna en CONBIENESTAR.

Tips para lavarse correctamente las manos

- Mójate las manos y aplica una cantidad de jabón que las cubra por completo.

- Frótate las palmas de las manos entre sí con los dedos entrelazados.

- Frótate el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la otra con los dedos juntos.

- No te olives de frotar también las puntas de los dedos.

- Enjuagá con agua corriente y limpia.

- Sécate con una toalla limpia y úsala luego para cerrar el grifo.

No te olvides de limpiar las toallas con una frecuencia adecuada. El 90% de las toallas de baño albergan bacterias coliformes (indicadores de la contaminación del agua y de los alimentos) y el 14% E. coli, según un estudio liderado por el microbiólogo de la Universidad de Arizona, Charles Gerba.

"Después de dos días, si se seca la cara con la toalla de manos, probablemente se esté llevando más E. coli a la cara que si metiera la cabeza directamente en agua del inodoro", aseguró el experto. No solamente el uso, sino que se encuentre en el aseo contribuye a que se acumulen gran cantidad de bacterias por eso debes limpiarla de forma regular.