Trabajadores pidieron que se levante la suspensión

Una multitudinaria marcha realizaron ayer los funcionarios del Frigorífico Concepción y prestadores de servicios, en la que pidieron el levantamiento de la suspensión a la empresa.

El intendente Alejandro Urbieta también participó de la movilización. Dijo que la consecuencia será catastrófica para la economía de Concepción, teniendo en cuenta que la empresa da 2.000 puestos de trabajo directos y beneficia indirectamente a miles de personas. “Queremos que mientras sigan las investigaciones (...) se siga trabajando, porque ahora quieren cerrar también el mercado local y no vamos a permitir que el motor de Concepción quede cerrado”, señaló. Informó que la empresa invierte USD 7 millones en forma mensual y que si eso se acaba será un gran retroceso para la ciudad.

Por su parte, Elva Martínez, trabajadora de la empresa, señaló que unos 120 funcionarios ya fueron cesados y que si persiste la sanción muchos irán saliendo.

Dijo que la marcha va dirigida a las autoridades pertinentes para que aceleren el proceso, ya que si la empresa para unas 10.000 personas quedarán sin sus ingresos habituales. “Queremos que el miércoles ya levanten la sanción, esa tarde volveremos a manifestarnos”, señaló.

La marcha empezó frente a la Colcat, en la ruta Coronel Franco, hasta el local del Frigorífico Concepción. También acompañaron jinetes de empresas ganaderas y unos 50 camiones transganados.