Madre de Edelio da ultimátum a la FTC

"Edelio no es un perro, es un ser humano y exigimos saber qué pasó con sus restos", dijo Obdulia Florenciano, madre del policía, durante una protesta con cierre de ruta en Concepción. Amenazó con crucificarse mañana mismo, si no recibe datos de su hijo.

La familia ahora está cerrando la ruta V "General Bernardino Caballero" en el kilómetro 78, donde está la base de la FTC. En el sitio hay una larga fila de vehículos aguardando cruzar y proseguir su viaje.

Doña Obdulia dijo que si no tiene una respuesta clara sobre qué pasó con su hijo se va a crucificar y ahora ya no va a desistir de su decisión. La mujer manifestó que ya es suficiente el sufrimiento al que es sometida por las autoridades del Ministerio del Interior y del Ministerio de Defensa, así como también de los miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

"Edelio no es un perro, es un ser humano y ya es suficiente el sufrimiento que nos hacen pasar las autoridades nacionales. Ahora ya nadie me va a hacer desistir de mi decisión de crucificarme, si al final de la jornada no tengo una respuesta sobre lo que pasó con mi hijo", dijo la madre, en un cerrado guaraní y con la voz entrecortada por el llanto.  

Obdulia manifestó que desde que la comitiva policial-fiscal le entregó el escueto papel en que se pedía "entregar los restos a la familia", ninguna autoridad les dijo cuál era la estrategia para confirmar o descartar la muerte del agente policial. 

"Mañana me crucificó, si no vienen a traerme una respuesta contundente. Ya no me importa mi salud, ya pasé de todo y se están burlando de la familia solo porque somos pobres", sostuvo. 

ABC