El santo de los capuchinos, en Paraguay

Devotos admiran la reliquia del corazón de San Pío de Pietrelcina, arribada ayer desde Italia por primera vez al país y a esta parte del mundo. Está guardada en una réplica en miniatura de la porciúncula, que es una pequeña capilla en Asís donde comenzó el movimiento franciscano.

San Pío llega en coincidencia con el 30 aniversario de la presencia de los capuchinos en Paraguay. Recorrerá iglesias, hospitales y conventos hasta el domingo.