Salud Pública confirma 25 casos de dengue por día en lo que va del año

Vigilancia de la Salud reveló que desde el 31 de diciembre de 2017 hasta el pasado 3 de febrero, son 895 casos positivos. Asunción y Central acaparan el 82% de las casi 2.700 notificaciones de la enfermedad.

El mosquito transmisor del dengue amenaza de nuevo con ganar otra batalla en esta guerra que libra el sistema de salud pública hace más de 20 años. Desde que empezó el 2018 se registra un promedio de 25 casos positivos de la enfermedad por día; esto se desprende de los datos ofrecidos ayer por la Dirección de Vigilancia de la Salud (DVS), que confirmó 895 casos de dengue y estudia 1.526 casos probables.

Si bien en algunos barrios capitalinos y distritos de Central hubo un descenso en las notificaciones, los casos probables de dengue aumentaron en ciudades donde no suele haber reportes de la presencia del virus esparcido por el Aedes aegypti. "Estamos viendo un aumento en las notificaciones, hablamos en este momento de casi 2.700 notificaciones en las últimas tres semanas. El 82% corresponde a Asunción y Central", comentó la doctora Águeda Cabello, directora de la DVS, dependiente del Ministerio de Salud Pública.

Dispersión. Cabello dijo que preocupa al Ministerio la probable dispersión del dengue, en vista a la cercanía de la Semana Santa que es un "periodo de gran movilización de la gente" hacia el interior del país. "El aumento de notificaciones está en Itá, Itauguá, Ypacaraí y Areguá. Eso nos llama la atención porque Ypacaraí y Areguá suelen ser silenciosos, solemos tener pocas notificaciones. Pensamos que la gente que va a veranear de Asunción es lo que hace que tengamos este pico", refirió.

Sobre los lugares donde hay descenso, advirtió que eso puede cambiar, si las acciones comunitarias de la Municipalidad y del Ministerio de Salud disminuyen. En Asunción, barrio Obrero, los casos están en ascenso. Atribuye esta situación al desplazamiento de los bañadenses de las áreas inundadas.

Sugieren activar filtro escolar ante inicio de clases

El año lectivo se inicia el próximo miércoles y desde Vigilancia de la Salud sugieren activar el filtro escolar. Es decir, los niños con fiebre no deben ser enviados a la escuela, donde el virus puede propagarse con rapidez.

Otras acciones que deben efectuarse con la comunidad educativa son la búsqueda activa de criaderos en el predio de la escuela, una vez por semana, con el acompañamiento y la guía de los docentes. También eliminar los potenciales reservorios del mosquito en cada domicilio particular, los fines de semana, y verificación en el cuaderno de aviso, los días lunes, a cargo del docente.

"Que se trabaje en las escuelas y en las casas en la eliminación de los criaderos. Así como tenemos la costumbre de lavarnos las manos antes de comer, tenemos que buscar y eliminar también los criaderos de las casas y en las escuelas", remarcó la directora de dicha dependencia ministerial.

Rociado. Aclaró que las fumigaciones no se realizan por pedido de las instituciones educativas, a excepción de las escuelas que se encuentran en zonas donde se requiera bloqueo químico por notificación de casos febriles.

Tres muertes confirmadas hasta ahora

De los 13 casos fatales en estudio, Vigilancia de la Salud confirmó que tres fueron por dengue y ocho quedaron descartados. “Hablamos de una enfermedad que sabemos que puede ser mortal. Es importante que la consulta sea a tiempo, pero también hay que tener en cuenta las condiciones individuales que pueden agravar la enfermedad. Incluso, con una adecuada asistencia podemos tener casos más severos, inclusive mortales”, afirmó Águeda Cabello.

Por lo demás, existen casos sospechosos de zika y chikungunya. Recién la semana entrante –dijo– estarán en condiciones de confirmar o descartar la circulación de estos dos virus.