Valenzuela pide votar a candidato que apoye la vida y la familia

Ayer arrancó el periodo de Cuaresma en la Iglesia Católica y en ese marco de la celebración, en la Cate­dral Metropolitana, el arzobispo de Asunción monseñor Edmundo Valenzuela, una vez más, criticó la ideología de género, el matrimonio igualitario y el aborto. Hizo un llamado a la ciudadanía para que en las próximas elecciones de abril esté atenta a la hora de emitir su voto, de modo a no apoyar a aquellos candidatos que sean partidarios de estas creencias y prácticas que están lejos de la Iglesia.

"Que ningún católico se ausente de su compromiso ciudadano de participar en las próximas elecciones, pero que vaya para elegir a aquellas autoridades que defiendan la vida, el matrimonio, y que se opongan a las ideologías de género, el matrimonio gay y al aborto", sostuvo el religioso.

Valenzuela también hizo un llamado a las actuales autoridades para que se preocupen de la Justicia. Además, resaltó la importancia de la solidaridad y la necesidad de practicar la limosna para ayudar en el crecimiento de la Iglesia.

Cabe recordar que los candidatos de la oposición tanto del Partido Liberal como de izquierda manifestaron abiertamente su posición a favor del matrimonio igualitario, el aborto, mientras que desde el Partido Colorado manifestaron su rechazo en absoluto.

El candidato a la Presidencia por la alianza Ganar, Efraín Alegre, se mostró abierto a debatir el tema. "Yo creo en el matrimonio entre el hombre y la mujer, como lo dice nuestra Constitución, pero eso no significa que desconozca una realidad.

Yo acepto que existe una realidad que merece ser atendida y tener una respuesta normativa", expresó Alegre. En tanto que su dupla Leo Rubin dijo que el matrimonio entre gays "es una opción" y que es una cuestión personal tener una pareja, hombre o mujer.

"Cada uno puede elegir la pareja que quiere", soltó al tiempo de reconocer que todavía debe ser discutida en ámbitos legislativos teniendo en cuenta cuestiones "religiosas y morales". A raíz de estas manifestaciones el grupo Provida se manifestó en contra de las expresiones de Rubin.

ABDO, A FAVOR DE LA FAMILIA

El candidato a la Presidencia de la República por la ANR, el senador Mario Abdo Benítez, había manifestado su apoyo a la vida y la familia, rechazando el matrimonio gay.

"Sin discriminar, yo no creo que el Partido Colorado deba propugnar una reforma constitucional para permitir el matrimonio (igualitario). Yo creo en los principios bíblicos, el Génesis y yo creo en la familia", había indicado el legislador.

Respecto a la ideología de género, Abdo Benítez había manifestado que "nuestra postura es fuerte y clara en defensa de la vida desde la concepción, hasta el proceso de desarrollo del ser humano. El ser humano nace con sexualidad, hombre o mujer. Eso es por naturaleza así", sostuvo.

“En la religión católica, rechazamos esas propuestas”

"Apoyo absolutamente las declaraciones del arzobispo Edmundo Valenzuela. Nuestra sociedad es absolutamente conservadora. La gran mayoría del pueblo paraguayo es de la religión católica y rechazamos esas propuestas. La base de toda sociedad es la familia", mencionó Harms.

"El matrimonio entre personas del mismo sexo va absolutamente en contramano y me parece absolutamente oportuno que la Iglesia Católica tome una postura clara al respecto. Yo declaro mi absoluto respaldo a la intención de establecer por ley que el Estado paraguayo no reconozca estas ideas descabelladas, se quiere desvirtuar la naturaleza humana, la unión", sostuvo.

“El casamiento es entre el hombre y la mujer”

"Eso está dentro del pensamiento de la Iglesia, es un pensamiento religioso que va dirigido a los feligreses. En el caso del matrimonio gay provoca un debate innecesario porque en cuanto no se modifique la Constitución es imposible. La Constitución es muy clara, el casamiento es entre el hombre y la mujer. En las condiciones actuales el matrimonio gay es imposible porque la Constitución no permite. Yo respeto muchísimo las opciones sexuales de cada uno", manifestó Saguier. Yo estoy contra el aborto, y en la Constitución también dice que hay que proteger la vida del ser humano desde la concepción, y eso es muy claro", sentenció.

“Está haciendo una campaña política”

"Es una cuestión que dentro de la propia Constitución está escrita, estemos o no de acuerdo y de que en este caso es muy tendenciosa y suspicaz la actitud en este caso del obispo, primero porque habla en esos términos tratando de orientar la opinión de la ciudadanía (…) no corresponde a su investidura y actitud", señaló.

"Pea la famoso: “desde el púlpito te están dando orientaciones políticas”: que corresponde a las decisiones ciudadanas y de los políticos. Lo que está haciendo es una campaña política como indirecto pero directamente está haciendo. No comparto de ninguna manera porque no sé si es una posición institucional", sostuvo Pereira.

“Representa una línea política conservadora”

"Él puede llamar a votar por quien quiera, desde luego él representa una línea política absolutamente conservadora, en lo político, económico, social y cultural en el Paraguay. Este modelo de país que tenemos, creo que representa el pensamiento de una parte de la jerarquía de la Iglesia Católica que se olvidó de la situación económica social de miles y miles de paraguayos", subrayó.

"La ideología de género analizada rigurosamente es muy difícil de precisar", indicó Richer. "Más allá, él como jefe de la Iglesia Católica opine sobre las elecciones, yo no me meto con eso y respeto absolutamente. Sí hago un debate con la rigurosidad de sus pensamiento, que creo que no tiene", sostuvo.

“La familia está conformada por un hombre y una mujer”

"Pero nosotros en nuestro partido político, nuestra filosofía es Dios, Patria y Familia. No estamos de acuerdo dentro de la filosofía nacional aceptar lo que la Constitución no dice, hay que modificar la Constitución para que diga que la familia está constituida por un hombre y un hombre, o por una mujer y una mujer, pero ahora el artículo constitucional dice claramente que la familia es la célula moral de la sociedad que está conformada por un hombre y una mujer", sentenció Bóveda.

"Uno puede pensar como quiera. Nadie puede en forma imperativa decirle al elector cómo va a votar, el voto es secreto, es sagrado", agregó.

“Cumple un papel de contrapunto conservador”

"La Iglesia va lentamente detrás del proceso de cam­bio que hay en la sociedad. Digamos que cumple un papel de contrapunto conservador que en algunos casos es hasta bueno que haya un poco de contrapunto a las tendencias para que las tendencias sean más sólidas, pero no me extraña", manifestó. "No comparto, entiendo. Mi percepción es que eso es normal que haga la Iglesia que es naturalmente una gran sociedad universal conservadora. Yo peleé contra el divorcio a muerte y fundamentalmente peleamos en el año 90 y la más fuerte resistencia al divorcio fue la Iglesia", comentó Ferreiro