Desborde del Aquidabán aisla a varias familias

PASO BARRETO. Concepción. Unas 40 familias que viven en este distrito han sido afectadas por la crecida del río Aquidabán. La mayoría ha sido evacuada a zonas altas de la ciudad situada a 60 kilómetros de la capital del primer departamento.

Dos arroyos de las afueras que están camino a Hugua Ñandu también se han desbordado y dificultan el paso.  La riada se inició la semana pasada en la zona y son unas 20 familias que viven en el casco urbano las afectadas, mientras que otras 20 casas ubicadas en la zona conocida como Chaco’i han sido anegadas también por el desborde del río Aquidabán.

Una rápida respuesta de la Comuna ha permitido que las personas cuyas viviendas han sido tomadas por el agua sean evacuadas y refugiadas en la propia sede de la Municipalidad.

Otras han quedado provisoriamente en la seccional colorada de Paso Barreto y también es utilizada como albergue la Escuela Nº 445.

Las aguas del río Aquidabán han sobrepasado totalmente el nivel de la ruta que conduce hasta la ciudad de Loreto y el camino no está siendo utilizado, según los reportes de los lugareños.

Arroyos

Los arroyos Kure’y y Trementina que se encuentran a la salida de la ciudad de Paso Barreto también se han desbordado. En la zona se están construyendo puentes de hormigón y se habían habilitado caminos alternativos que ahora pueden sortearse solo con embarcaciones.

El único camino por donde pueden transitar todo tipo de vehículos es el tramo que une esta ciudad con la ruta pavimentada que conduce a Vallemi. En esa zona se tiene el arroyo Pitanoaga, donde recientemente se terminó de construir un puente, pero el agua también suele inundar en partes esa ruta.

Asistencia

Además de la asistencia que realizan desde la Municipalidad de Paso Barreto, también la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) ha enviado 70 kits de alimentos, 30 frazadas y colchones, dijo el director de administración y finanzas de la Comuna, Víctor Maidana.