Divulgan identidad de supuestos delincuentes abatidos en el Este

Se dio a conocer la identidad de los tres presuntos maleantes que murieron ayer de mañana en una refriega con agentes de Investigación de Delitos, en Kilómetro 11, lado Acaray, a pocos metros de la Ruta 7 “Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia”, en Ciudad del Este.

El enfrentamiento entre los presuntos malvivientes y los agentes de investigaciones se registró cerca de las 9:15 de ayer, en el Kilómetro 11, lado Acaray, a 600 metros aproximadamente de la Ruta 7.

En el procedimiento fueron abatidos Saúl Benítez Rivas, de 20 años; David Vera Flores, de 24 años; y Alexis Michael Ortigoza Acuña, de 23 años, quienes se desplazaban a bordo de un automóvil Toyota Premio azul, con matrícula paraguaya CFB 006.

Alexis Ortigoza contaba con una orden de captura pendiente por robo agravado, en el marco de la causa N° 1.3640/17, a cargo del juez Osmar David Legal.

De acuerdo con los datos, los agentes de Investigación de Delitos realizaban un patrullaje en la zona, distribuidos en dos camionetas, una Nissan Terrano negra, con placa BLX 062 y otra, Chevrolet negra, con patente CBR 958.

En un momento dado se percataron de la presencia del Toyota, al cual altearon, ínterin en que los ocupantes de dicho rodado tras notar de que se trataba de agentes policiales, efectuaron varios disparos que los investigadores respondieron.

Los individuos bajaron del vehículo que en ese momento ya era consumido por las llamas, e inmediatamente recibieron impactos de proyectiles y cayeron muertos en la vía pública.

Fueron “ejecutados”, según testigos

Testigos del tiroteo manifestaron que los tres ocupantes del Toyota Premio presentaban una actitud sospechosa, por lo que alertaron a la comisaría jurisdiccional. Poco tiempo después, ya con la presencia de una patrulla, se inició una persecución que se extendió por alrededor de mil metros.

En lo que duró la misma, los ocupantes del automóvil intercambiaron disparos con la Policía. Luego, el rodado en el que iban los sujetos se incendió y los ocupantes no tuvieron más opción que bajar y darse por entregados.

Sin embargo, en ese momento fueron disparados por los efectivos policiales, pues los perseguidos ya estaban desarmados.