El pequeño que se tragó una pila fue intervenido

El pequeño de poco más de un año que en un descuido de sus padres y mientras jugaba se tragó una pila ya fue sometido a una cirugía.

El afectado, que se encuentra internado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y ambientales- INERAM - Juan Max Boettner, fue remitido desde la ciudad de Pedro Juan Caballero el miércoles (10). 

Hoy se realizó la endoscopía y se pudo extraer el objeto, pero al ser un elemento altamente corrosivo se produjo una necrosis en la zona del esófago, por lo que debió ser intervenido.

Uno de los peligros más grandes

Uno de los peligros más grandes para los bebés y pequeños de corta edad se encuentra en casa, en los juguetes y aparatos electrónicos que requieren pilas o baterías para funcionar, como juguetes diversos, computadora, el teléfono, el control remoto, el reloj, entre otros.

Las pilas o baterías de litio convencionales, en especial las llamadas “palito” o las que vienen en forma de botón, las cuales usamos para algunos juguetes, son el peligro más inminente para los pequeños.

Estas pilas de litio reaccionan con la saliva provocando una reacción electro-química y si se tragan pueden causar severas quemaduras en el estómago o el esófago si es que la persona que ingirió la pila sobrevive.

Los primeros síntomas que se presentan parecen ser los de una gripe severa.

Únicamente en los Estados Unidos, se estima que en el 2017, la cifra de personas que ingirieron algún tipo de pila ascendió a 11 millones de acuerdo con el National Capital Poison Center.