Secuestro de Pedrinho: Madre de uno de los imputados se encadenó frente al Ministerio Público

Olga Valdez, madre del procesado y encarcelado Gustavo Iturbe, se encadenó frente a la sede del Ministerio Público como forma de presión y de llamar la atención de la Fiscalía en reclamo de libertad para su hijo, actualmente recluido en la Penitenciaría Regional por el tema del secuestro del menor “Pedrinho”, de 10 años, secuestrado en agosto del año pasado en Ponta Porã.

Según el reclamo de la mujer, comprensible por tratarse de una madre, tanto su hijo como su nuera Eunice Ojeda son inocentes.

La pareja se encuentra encarcelada y ambos eran funcionarios de confianza de la familia de la menor y según doña Olga ellos no tuvieron nada que ver en el tema.

Sin embargo el principal obstáculo con que cuenta la defensa sería que ambos fueron incriminados por el fiscal de Anstisecuestros que vino de la capital del país, quien en su informe pericial citó un cruce de llamadas entre la pareja y un tal Vicente, cerebro del secuestro, cosa que sin embargo no habría existido.

Reconocieron sí que Gustavo y Eunice, como pareja, se comunicaron esa mañana en que ocurrió el plagio, pero nunca con Vicente. Inclusive en el registro de llamadas de la pareja no aparece en ningún momento que cualquiera de los dos se haya comunicado con Vicente, como tampoco su número telefónico, como mal habría argumentado el representante de la Unidad de Antisecuestros del Ministerio Público.

Este detalle sería la traba que estaría impidiendo que la pareja recupere su libertad.