Secretario de Desarrollo Rural de la Gobernación chantajea a humildes campesinos

Una situación ultrajante, de grosero e irrespetuoso chantaje político a costas de las necesidades del pueblo volvió a darse con un miembro del secretariado de “Don” Pedro González, el gobernador en retirada. Esta vez el denunciado fue su secretario de Desarrollo Rural, ingeniero agrónomo, el caazapeño Gustavo Ferreira, funcionario del MAG comisionado en la gobernación. Según un video viralizado en las redes sociales el personaje le exigió como condición a modestos campesinos de la zona de Ñepua Puahu una lista de liberales votantes en la zona, para arreglar su camino que se encuentra en deplorables condiciones.

Esta lamentable situación llegó a conocimiento de nuestra emisora a través de Rafael Olmedo poblador de aquella zona, próxima a Victoria’i,  quien en nombre de los demás vecinos comentó haber llegado junto al ingeniero Ferreira para solicitar el arreglo del camino vecinal que da acceso a la colonia, actualmente poco menos que intransitable.

En lugar de combinar con los pobladores para el inicio de los trabajos, el personaje pago por el Estado paraguayo para solucionar cualquier problema del campesinado, les exigió una lista de liberales votantes presumiblemente para evaluar “si convenía o no” trabajar en esa zona.

Todo indica que la directiva del Gobernador Pedro González es de que si no hay un rédito político a cambio, las maquinarias de la Gobernación no se mueven, repitiéndose así la historia del otro “comisionado”, el “doctor gua’i Miguel Cabral, que si no tenés el carnet de atención con su foto y la de su patrón de turno no recibís asistencia en la unidad de salud del barrio Obrero.

Las expresiones del caazapeño Gustavo Ferreira, fueron consideradas como una forma de sinceramiento ante la opinión pública, dejando en evidencia cómo se juega con las necesidades de la población, a la que se le presiona y chantajea en forma sucia con la finalidad de tener algún tipo de retorno político que sirva a los intereses de “Don Pedro” y su pandilla.

Como sucede siempre, el paño de lagrimas y tabla de salvación volvió a ser el intendente municipal José Carlos Acevedo, quien recibió la denuncia de parte de Rafael Olmedo y se comprometió a solucionar las necesidades de los pobladores de Ñepua Puahu, así como a la apertura de un tajamar donde los pobladores estarán desenvolviendo un proyecto de psicultura para autosustento y comercialización.

Llamativamente ciertos medios no se hacen eco de este tipo de situaciones penosas y humillantes que deben soportar los humildes campesinos y cuando nos toca hacerlo, porque para eso estamos, para servir siempre al semejante necesitado, se nos tilda de que usamos nuestras dos emisoras para “desprestigiar y perseguir” a los eventuales contrincantes políticos de sus propietarios, cuando en realidad lo único que hacemos es poner a conocimiento de la ciudadanía las denuncias que nos hacen llegar los propios afectados, al lado de quienes seguiremos estando cada vez que sea necesario.