tel (0336) 272-537 / (0336) 270-770 cel (0972) 570-000 / (0981) 126-996 sms (0973) 204-996 wasa (0981) 138-527 face Facebook twitter Twitter online Online
El Papa en el Ángelus: «La autoridad mal ejercida crea hostilidad y conduce a la corrupción»
Fecha: 2017-11-06 visita 281

El Santo Padre ha presidido el rezo del Ángelus en un domingo algo frío y lluvioso en la Ciudad Eterna. Sin embargo, el desapacible tiempo no ha desanimado a miles de fieles que lo han acompañado desde la plaza de San Pedro. Su reflexión dominical antes del rezo del Ángelus ha girado en torno a una actitud que toca muy de lleno a la sociedad, a la vida política y también, por desgracia, a la Iglesia: la hipocresía.
notas

Francisco ha tomado como referencia el pasaje evangélico en el que Jesús acusa a escribas y fariseos de actuar con autoridad para dictar lo que se debe hacer, pero de no hacer lo que piden que se haga. «Un defecto frecuente de quienes tienen autoridad es el de exigir a los demás cosas, que, si bien son justas, ellos mismos no ponen en práctica en primera persona», lamentó el Pontífice quien definió esta actitud como una «doble vida». El Papa explicó que se trata de «un mal ejercicio de la autoridad» cuya fuerza tendría que residir, precisamente, «en el buen ejemplo». Lo contrario a este buen hacer, –apuntó Francisco–, es una autoridad que se hace «opresiva» y crea un «clima de desconfianza y hostilidad y lleva a la corrupción».

Este «mal ejercicio de la autoridad» abre la puerta a otro vicio: la vanidad. «Esta es una tentación que corresponde a la soberbia humana y que no es siempre fácil vencer. Es la actitud de quien vive solo para la apariencia», explicó. Insistió a continuación en que los discípulos de Jesús deben actuar de forma opuesta, sencilla y fraterna, sin buscar ninguna gloria, «honor, autoridad o supremacía». «A mí me duele personalmente ver a personas que psicológicamente viven corriendo tras la vanidad de los honores», aseguró el Santo Padre quien invitó a no mirar a nadie por encima del hombro.

Por último, recordó a los cristianos que «la modestia es esencial para una existencia que quiere estar de acuerdo a las enseñanzas de Jesús», el primero que fue humilde de corazón y que «vino no para servir sino para ser servido».

Tras el rezo del Ángelus, el Santo Padre saludó a algunos grupos venidos de España y recordó que este sábado en la India fue beatificada Sor Rani María, una religiosa brutalmente asesinada por odio a la fe en la India el 25 de febrero de 1995. Un radical hindú asestó más de 50 puñaladas a esta clarisa franciscana muy querida entre los más pobres. El asesino de Sor Rani María, –quien comenzó a conocerse como la «mártir de los marginados»–, fue condenado a cadena perpetua. Sin embargo, la intercesión de un sacerdote y el perdón de la familia de la religiosa posibilitaron su salida de prisión en el año 2006. La madre de Sor Rani recibió al asesino de su hija, Samundar, en su propia casa.

 

 


Comentarios
Buscar noticias
Seguinos en Facebook
© Copyright RADIO AMAMBAY 570 AM. Derechos Reservados: Prohibida su reproducción sin previa autorización.
Creado por HOSTIPAR