tel (0336) 272-537 / (0336) 270-770 cel (0972) 570-000 / (0981) 126-996 sms (0973) 204-996 wasa (0981) 138-527 face Facebook twitter Twitter online Online
Hoy la feligresía católica de Pedro Juan Caballero celebra el día de su Santa Patrona, la Madre del Perpetuo Socorro
Fecha: 2017-06-27 visita 1588
La veneración de la Madre del Perpetuo Socorro como Santa Patrona de la ciudad de Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay, data del 14 de abril de 1945. Este año se cumplen 72 años. La programación prevista para hoy: 15:00 hs.: Procesión de ícono de la Madre del Perpetuo Socorro por las calles Carlos A. López, Curupaytý, Cerro León y Julia Miranda Cueto de Estigarribia 16:00 hs.: Solemne Celebración Eucaristía, presidida por el Monseñor Miguel Ángel Cabello Almada.
notas

Cabe  recordar que en el año 1942 se iniciaron los trabajos de construcción del actual templo parroquial ubicado sobre la calle Carlos Antonio  López esquina Gral. Díaz, Este templo sustituyó a la primitiva Capilla del Sagrado Corazón de Jesús que se hallaba ubicada del otro lado de la laguna Punta Porã, donde actualmente se encuentra la sede de la Junta Departamental.

Cambio de Patrona

En aquel entonces, y hasta hoy día, la parroquia  dependía de la Diócesis de Concepción, cuya  Santa Patrona es la Inmaculada Concepción de María.

Como la feligresía católica pedrojuanina, era muy  devota de la Madre del Perpetuo Socorro, a solicitud de esa misma feligresía, el 14 de abril de 1945, el Obispo de la Diócesis de Concepción, denomina a la parroquia con el nombre de “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro”.

Coincidentemente, en esa misma fecha, el entonces intendente Municipal, Ramón Gil Sánchez,  resolución mediante, declara a la Madre del Perpetuo Socorro “Santa Patrona” de la ciudad de Pedro Juan Caballero, y establece en honor a Ella, feriado municipal  el 27 de junio de cada año.

HISTORIA:

 El 27 de junio se celebra la Fiesta de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, patrona de los Padres Redentoristas y cuyo icono original está en el altar mayor de la Iglesia de San Alfonso.

Esta imagen recuerda el cuidado de la Virgen por Jesús, desde su concepción hasta su muerte, y que hoy sigue protegiendo a sus hijos que acuden a ella.

Se dice que en el siglo XV un comerciante adinerado del Mar Mediterráneo tenía la pintura del Perpetuo Socorro, aunque se desconoce el cómo llegó a sus manos. Para proteger el cuadro de ser destruido, decidió llevarlo a Italia y en la travesía se desató una terrible tormenta.

El comerciante tomó el cuadro en alto, pidió socorro y el mar se calmó. Estando ya en Roma, él tenía un amigo, a quien le mostró el cuadro y le dijo que un día el mundo entero rendiría homenaje a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

Después de un tiempo, el mercader enfermó y, antes de morir, le hizo prometer a su amigo que colocaría la pintura en una iglesia ilustre. Sin embargo, la esposa del amigo se encariño con la pintura y este no realizó su promesa.

Nuestra Señora se le apareció al hombre en varias ocasiones pidiéndole cumpliera, pero al no querer disgustar a su mujer, enfermó y murió. Más adelante la Virgen habló con la hija de seis años y le dio el mismo mensaje de que deseaba que el cuadro fuera puesto en una iglesia. La pequeña fue y se lo contó a su madre.

La mamá se asustó y a una vecina que se burló de lo ocurrido le vinieron unos dolores tan fuertes que solo se alivió cuando invocó arrepentida la ayuda de la Virgen y tocó el cuadro. Nuestra Señora se volvió a aparecer a la niña y le dijo que la pintura debía ser puesta en la iglesia de San Mateo, que quedaba entre las Basílicas Santa María la Mayor y San Juan de Letrán. Finalmente, así se hizo y se obraron grandes milagros.

Siglos después, Napoleón destruyó muchas iglesias, entre ellas la de San Mateo, pero un padre agustino logró llevarse secretamente el cuadro y más adelante fue colocado en una capilla agustiniana en Posterula.

Los Redentoristas construyen la Iglesia de San Alfonso sobre las ruinas de la iglesia de San Mateo y en sus investigaciones descubrieron que antes ahí estaba el milagroso cuadro de del Perpetuo Socorro y que lo tenían los Agustinos. Gracias a un sacerdote jesuita conocieron el deseo de la Virgen de ser honrada en ese lugar.

Es así que el superior de los Redentoristas solicitó al Beato Pío IX, quien dispuso que el cuadro fuera devuelto a la Iglesia entre Santa María la Mayor y San Juan de Letrán. Asimismo, encargó a los Redentoristas que hicieran que Nuestra Señora del Perpetuo Socorro fuera conocida.

Los Agustinos, una vez que supieron la historia y el deseo del Pontífice, gustosos devolvieron la imagen mariana para complacer a la Virgen.

Hoy en día la devoción a Nuestra Señora del perpetuo Socorro se ha expandido por diversos lugares, construyéndose iglesias y santuarios en su honor. Su retrato es conocido y venerado en todas partes del mundo.


Comentarios
Buscar noticias
Seguinos en Facebook
© Copyright RADIO AMAMBAY 570 AM. Derechos Reservados: Prohibida su reproducción sin previa autorización.
Creado por HOSTIPAR