tel (0336) 272-537 / (0336) 270-770 cel (0972) 570-000 / (0981) 126-996 sms (0973) 204-996 wasa (0981) 138-527 face Facebook twitter Twitter online Online
Un incendio provocado por el asalto a un hotel de lujo en Filipinas dejó al menos 36 muertos
Fecha: 2017-06-02 visita 985
Pese a que el ataque fue reivindicado por ISIS, las autoridades descartaron la hipótesis terrorismo. El autor del ataque, probablemente un extranjero, quería robar un botín de 2,6 millones de dólares en fichas del casino del Resort World Manila.
notas

Un hombre armado asaltó un casino de la capital de Filipinas e incendió mesas de juego en el abarrotado espacio, creando una asfixiante nube de humo que mató a al menos 36 personas, dijeron autoridades el viernes. El atacante llenó una mochila con fichas de casino antes de huir, pero fue hallado muerto más tarde tras un aparente suicidio en un hotel adyacente.

Los bomberos hallaron los cuerpos de los fallecidos en salas llenas de humo, explicó el jefe de la policía metropolitana de Manila, Oscar Albayalde, que agregó que todos perecieron por asfixia e inhalación de humos. Ninguno de los cuerpos presentaba heridas de bala.

El autor probablemente era un extranjero, dijo Albayalde. "Parece caucásico, habla inglés, es alto y blanco, por lo que probablemente es extranjero", manifestó.

Previamente, la Policía filipina había confirmado la muerte del varón fuertemente armado que asaltó el casino. El sospechoso se había atrincherado en la habitación 501 del complejo, envuelto en sábanas rociadas de gasolina y prendido fuego, en lo que ha sido catalogado como suicidio por según la versión oficial.

A pesar de que el ataque fue reivindicado por el Estado Islámico, la Policía asegura que el motivo del asalto era robar un botín de 130 millones de pesos filipinos (unos 2,6 millones de dólares, 2,3 millones de euros) en fichas del casino. El atacante "o perdió en el casino y quiso recuperar sus pérdidas o se volvió completamente loco", apuntó Albayalde.

La información fue confirmada más tarde por el portavoz de la presidencia, Ernesto Abella, a la prensa. "Esta situación particular en Manila no está relacionada de ninguna manera con un ataque terrorista", expresó.

El ataque hizo que cientos de personas salieran huyendo del complejo Resorts World Manila en la noche y derivó en una reivindicación de terroristas que según la policía carece de evidencia que la respalde. El incidente se produjo mientras fuerzas del gobierno siguen combatiendo a extremistas musulmanes alineados con el grupo Estado Islámico, que tomaron la ciudad sureña de Marawi la semana pasada.

"Le habría disparado a toda la gente que estaba apostando ahí" de haber sido un acto terrorista, dijo el jefe de la policía nacional, el general Ronald dela Rosa. "Pero no hirió a nadie".

Las imágenes de las cámaras de vigilancia mostraron que el atacante ignoró a un miembro de seguridad que lo interrogó a la entrada del recinto, señaló Dela Rosa. No atacó al guardia, pero entró directo al área de apuestas, añadió.

Más de 70 personas sufrieron en su mayoría heridas leves al generarse una estampida para escapar. El único herido por una bala fue un guardia del complejo que se disparó accidentalmente cuando el sospechoso ingresó a la sala, señalaron las autoridades.

"Estaba por regresar al segundo piso cuando vi gente corriendo. Algunos huéspedes del hotel dijeron que alguien había gritado 'ISIS'", dijo a la radio DZMM Maricel Navarro, una empleada del complejo.

"Los huéspedes gritaban. Nos fuimos al sótano y nos escondimos. La gente gritaba, los clientes y los empleados estaban aterrorizados", dijo Navarro.

"Cuando sentimos humo decidimos ir hacia la salida, en el estacionamiento. Desde ahí pudimos salir. Pero antes de salir escuchamos dos disparos y había mucho humo en la planta baja", agregó.

El episodio generó confusión ya que, de acuerdo con el sitio especializado SITE, ISIS se atribuyó el ataque. Un vocero de la organización yihadista dijo que había sido responsabilidad de "lobos solitarios del califato".

Pero Dela Rosa precisó que la reclamación del EI es falsa y es mera propaganda del grupo yihadista, al añadir que nadie resultó herido de bala.

"Si fuese un terroristas, sembraría el terror", zanjó.

Tras el ataque, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció las condolencias del pueblo estadounidense a Filipinas.

Indicó que estaba "monitoreando la situación muy de cerca" y continuaría proporcionando actualizaciones.

El lugar es un centro de atracción para los turistas debido a su casino, su centro comercial, los cines y el teatro en sus instalaciones. El complejo, que se describe en el sitio web de RWM como "el primer y más grande complejo integrado en Filipinas", se encuentra frente al Aeropuerto Internacional Ninoy Aquino.

En el último tiempo, Filipinas ha enfrentado una serie de incidentes vinculados con el terrorismo, especialmente en la isla meridional de Mindanao. Allí, en la ciudad de Marawi, las fuerzas gubernamentales se enfrentan desde hace 15 días a la filial local de ISIS por el control de la ciudad.

La batalla por Marawi, una ciudad mayormente musulmana, ha desplazado al menos a 70.000 residentes y ha dejado a 140 personas muertas. El episodio empujó al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, a aplicar la ley marcial sobre la isla.

Las autoridades han reforzado la seguridad del aeropuerto internacional Ninoy Aquino, cercano al resort asaltado, el palacio de Malacañang, embajadas y ministerios, entre otros emplazamientos de la capital filipina.

INFOBAE


Comentarios
Buscar noticias
Seguinos en Facebook
© Copyright RADIO AMAMBAY 570 AM. Derechos Reservados: Prohibida su reproducción sin previa autorización.
Creado por HOSTIPAR